Una acusación de Casado a Sánchez aumenta la tensión entre el PSOE y el PP

Pablo Casado, líder del PP, y Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno. / Mundiario
Pablo Casado, líder del PP, y Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno. / Mundiario

El presidente del Gobierno ha advertido al líder del PP que romperá relaciones con él si no retira su acusación de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado" de Cataluña.

Una acusación de Casado a Sánchez aumenta la tensión entre el PSOE y el PP

Severa acusación de Pablo Casado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. “Es usted partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España”, ha dicho el líder del PP. Sánchez le ha emplazado a retirar la acusación.

La acusación se produjo en un pleno del Congreso para dar cuenta de los resultados del último Consejo Europeo pero, al final, otra vez la crisis en Cataluña ha invadido todo el espacio. Tal como recoge El País, por dos veces el líder socialista ha interpelado a Casado para que retirara la acusación de golpista, que “llena de ignominia al grupo popular”, ha dicho, pero el líder del PP no lo ha hecho, aunque la ha matizado: “Su Gobierno es responsable de no atajar el golpe al Estado que se está dando en Cataluña”.

“Acusarme de participar en un golpe de Estado no es aceptable. Tiene usted una enorme oportunidad para retirar esa frase. Todo es asumible pero no me puede acusar de ser un supuesto golpista, le pido que lo retire porque lo que ha dicho llena de ignominia a su grupo parlamentario”. Sánchez ha calificado de “absoluto irresponsable” a Casado mientras lo apuntaba con el dedo. 

Por su parte, Casado ha justificado sus palabras en que “el Gobierno presiona a fiscales y jueces para favorecer a los dirigentes independentistas presos” y, además, planea indultos una vez que sean condenados. En otro momento, el líder popular ha añadido las situaciones de acoso que viven dirigentes del PP y responsables de Ciudadanos.

La acusación de golpista ha molestado a los grupos que apoyaron la investidura de Sánchez. Aitor Esteban, portavoz del PNV, ha expresado: “No ha habido ningún golpe de Estado en Cataluña, trivializan las palabras, banalizan lo que es un golpe de Estado; ya está bien de mentir y engañar a la opinión pública”. Los requerimientos de la portavoz socialista, Adriana Lastra, para que Casado rectificara no fueron escuchados.

La intervención del portavoz de ERC, Joan Tardà, ha sido aún más polémica. “Señor Casado, ustedes nos fusilarían. El señor Rajoy no, nos metería en la cárcel, pero ustedes nos fusilarían”, ha dicho. El político republicano cree que sus palabras las justifica una intervención de Casado en octubre del año pasado, cuando el entonces vicesecretario general del PP advirtió al expresidente Carles Puigdemont que podía acabar como Lluis Companys, presidente catalán en la Segunda República. El president fue fusilado por el régimen de Franco en 1940. Sin embargo, Casado aclaró que se refería a que fue encarcelado por la República en 1934, cuando declaró el Estado catalán. @mundiario

Una acusación de Casado a Sánchez aumenta la tensión entre el PSOE y el PP
Comentarios