Se acumulan las chapuzas mientras la democracia brilla por su ausencia

Símbolos de la justicia.
Símbolos de la justicia.

Los españoles nos vamos afirmando en la idea de que elegimos representantes que mienten constantemente y defienden mejor sus intereses que los nuestros, haciéndonos perder la esperanza.

Se acumulan las chapuzas mientras la democracia brilla por su ausencia

Los españoles nos vamos afirmando en la idea de que elegimos representantes que mienten constantemente y defienden mejor sus intereses que los nuestros, haciéndonos perder la esperanza.

El Fiscal General Torres Dulce parece ser que ha dimitido harto de las presiones del Gobierno en diversos temas, entre ellos el tratamiento de la corrupción. En el mismo día de hoy, el Tribunal Supremo se ha quejado de injerencias del mismo Gobierno, y también hoy Mariano Rajoy ha negado todo y se limita a contarnos la versión oficial. Una vez más nos invade la sensación de que alguien miente, y a la vista del comportamiento de fiscales y jueces en temas de corrupción con imputados casi a diario, muchos nos inclinamos a pensar que Rajoy es el que trata de engañarnos. 

Esto viene a sumarse al "no sabíamos nada", "no me enteré", "pondremos los medios para que esto no se repita", etc., etc., cada vez que se destapa un caso de financiación ilegal, de corrupción, fraude, o enriquecimientos ilícitos. Los responsables no suelen saber nada de lo que hace la gente de su equipo. Lo mismo da que sean partidos de derecha, de izquierda, o sindicatos, nunca se admite que lo corrupto es la propia organización, la que misteriosamente, y también sin que sus líderes se enteren, destruyen pruebas y hasta el disco duro de sus ordenadores. Deberían de saber que nos resulta difícil creer que los empresarios andan sobornando gente por iniciativa propia sabiendo que sea quien sea el adjudicatario, tendrá que pagar, algo a lo que nadie que quiera seguir en el mercado puede negarse.

Hoy también se han encerrado los enfermos de hepatitis C en un hospital, porque existiendo un tratamiento eficaz se les niega hasta que están en la lista de trasplantes, transplantados, o con cirrosis avanzada, es decir, con pronóstico de muerte a corto plazo. Esto incumple el princípio de igualdad porque los ricos se pagan el costoso tratamiento y los economicamente modestos siguen enfermos. 

Ya no somos iguales ni para la salud ni para la justicia, que también queda para ricos que puedan recurrir. Lo milagroso es que la oposición no arroye y es por la división que tienen y por estar todos los partidos con algún poder estatal, autonómico o local, involucrados en casos de corrupción. 

Cada vez les queda menos tiempo para implantar una democracia real separando el poder judicial, con listas abiertas, sin disciplina de voto devolviendo al Parlamento la capacidad de defender ideas, agilizando la justicia con medios suficientes, enmendando la Constitución adecuándola al avance de la sociedad, y sobre todo transparencia, porque si nos cuentan que el Presidente del Gobieno no llega a 4.000 euros netos al mes, es que piensan que los sueldos han caído tanto, son tan ínfimos, que nos podemos creer que alguien medianamente capaz se puede contratar con ese salario para un puesto de responsabilidad. 

O dejan de mentir ya, desde hoy mismo, y asumen sus responsabilidades, o nadie se va a creer un programa prometa lo que prometa. El Parlamento quedará fragmentado en múltiples partidos que dificilmente podrán formar gobierno con el sistema actual donde el jefe manda y todos obedecen.

Se acumulan las chapuzas mientras la democracia brilla por su ausencia
Comentarios