El acuerdo de EE UU y la OTAN que Rusia desechó

Antony Blinken, secretario de Estado de EE UU; y Serguéi Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia. RR SS.
Antony Blinken, secretario de Estado de EE UU; y Serguéi Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia. RR SS.

Unos documentos filtrados demuestran que la Alianza Atlántica y Washington están más que dispuestos a encontrar una salida diplomática a la crisis de Ucrania.

El acuerdo de EE UU y la OTAN que Rusia desechó

El toma y dame que existe entre EE UU, la OTAN y Rusia sigue generando incomodidad en todo el mundo debido a la posibilidad latente de una guerra. Hace unos días, tanto el gobierno de Joe Biden como la Alianza Atlántica avanzaban que rechazaban las peticiones de Rusia para evitar una guerra en la frontera de Ucrania.

En su momento, solo expresaron que habían enviado una respuesta por escrito a Moscú para sopesar las distintas opciones, pero no dieron mayores detalles al respecto además de dejar claro que no evitarían el avance de la OTAN por la región. El País filtra una serie de documentos donde detallan que las partes rechazaban firmar un tratado bilateral sobre seguridad en Europa con el Kremlin y también dejaban claro que Ucrania era libre de unirse a la OTAN en el futuro.

Sin embargo, cedían ante la posibilidad de negociar un desarme y medidas de confianza entre los aliados y el Gobierno de Vladímir Putin. Con dicho acuerdo, Washington y la OTAN buscaban evitar el avance en la crisis de Ucrania. “Considerando el sustancial, unilateral e injustificado despliegue militar en curso en y alrededor de Ucrania y Bielorrusia, llamamos a Rusia a desescalar inmediatamente la situación de manera verificable, oportuna y duradera”, dice el texto de los aliados.

Pese a este gesto, Rusia acusó a EE UU y la OTAN de “ignorar” sus exigencias. Una de las mayores peticiones de Putin es que Ucrania nunca llegue a formar parte de la Alianza Atlántica, cuestión que varios países han criticado ya que dicha exigencia viola la soberanía de cada nación de llevar su política exterior como considere.

 

“A ningún otro socio se le ha ofrecido una relación comparable o un marco institucional similar”, destaca el documento filtrado. “Sin embargo, Rusia ha roto la confianza en el centro de nuestra cooperación y ha desafiado los principios fundamentales de la arquitectura de seguridad global y euroatlántica”, expresan sobre los pasos que ha dado el Kremlin en la frontera con ucrania.

“Estamos dispuestos a considerar arreglos o acuerdos con Rusia sobre temas de interés bilateral, para incluir instrumentos escritos y firmados que aborden nuestras respectivas preocupaciones de seguridad”, dice el texto pese a las violaciones que ha llevado a cabo el gobierno de Putin. “La posición del Gobierno de Estados Unidos es que solo se pueden lograr avances en estos asuntos en un ambiente de desescalada con respecto a las acciones amenazantes de Rusia hacia Ucrania”, finaliza el documento.

Tras la filtración de los documentos, el Pentágono replicó que la carta “confirma al mundo entero” que se está buscando “una solución diplomática” a la crisis ucraniana. Pese a esto, también es noticia la aprobación de Biden para el envío de 3.000 soldados a Europa del Este.

El acuerdo de EE UU y la OTAN que Rusia desechó