¿Qué es el Acuerdo de Doha que permitió a los talibanes volver al poder?

El llamado Acuerdo de Doha fue clave para que los talibanes retomasen el poder.
Acuerdo de Doha fue clave para que los talibanes retomen el poder.
En febrero de 2020, Estados Unidos y los islamistas firmaron un acuerdo para que se realice la retirada de las tropas de Afganistán. Esto, sin duda, terminó siendo clave por estos días. 
¿Qué es el Acuerdo de Doha que permitió a los talibanes volver al poder?

Dentro de lo que se escribe sobre la toma de los talibanes de Afganistán, hay un punto clave que sin duda contribuyó a este objetivo: el Acuerdo de Doha. El 29 de febrero de 2020, Estados Unidos y esta milicia firmaron en Doha, Qatar, el acuerdo que fijó un calendario para la retirada definitiva de las tropas norteamericanas y sus aliados del país asiático después de 20 años. 

En ese momento se le llamó Acuerdo para Traer la Paz a Afganistán, aunque de momento su único resultado observable es la caída del gobierno afgano, con la salida del presidente Ashraf Ghani del país, y el temor a que los talibanes restauren el régimen integrista que impusieron en Afganistán antes de la invasión occidental. 

De hecho, a cambio se firmó el compromiso de los talibanes de no permitir que el territorio afgano fuese utilizado para planear o llevar a cabo acciones que amenazaran la seguridad de Estados Unidos. Sin embargo, en la práctica, parece que falló y no logró los objetivos deseados. Aquí las claves de este acuerdo fallido. 


Quizá te interese también:

¿Cómo surgió el Talibán en Afganistán?

¿Por qué los talibanes han ganado terreno en Afganistán?

¿Quiénes son los líderes talibanes que han capturado Afganistán?

¿Cómo fue el primer gobierno de los talibanes en Afganistán?


NEGOCIACIÓN

Estados Unidos invadió Afganistán después de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Los talibanes fueron derrotados y sacados del poder. Luego, Washington ayudó a que se restablezca la democracia en el país asiático, pero siempre persistía que el conflicto no se había resuelto definitivamente.

Cuando el republicano Donald Trump llegó a la Casa Blanca, prometió que su administración terminaría con las guerras interminables que tenía su país. Por ello, en 2018 comenzaron las conversaciones con los talibanes para poner fin a un conflicto en el que han muerto más de 2.400 militares estadounidenses y más de 32.000 civiles afganos.

Trump le encargó al enviado especial de Estados Unidos en Afganistán, Zalmay Khaliljad, negociar un acuerdo con los talibanes en Doha, donde llevaba tiempo instalada gran parte de la dirigencia talibán, encabezada por Mulá Abdul Ghani Baradar.

Las negociaciones se interrumpieron varias veces y Trump llegó a dar por "muerto" el acuerdo, pero finalmente Washington acabó aceptando la demanda talibán de que se apartara al gobierno afgano de las negociaciones y eso desbloqueó el diálogo. 

Cuando anunció el acuerdo, Trump advirtió: "Si las cosas van mal, volveremos con una fuerza como nunca antes se ha visto".

LOS ACUERDOS

Como decíamos, el Acuerdo de Doha fijó un calendario para la retirada de las tropas de Estados Unidos y sus aliados internacionales en un plazo de 14 meses desde que se anunciara el acuerdo. En respuesta, Washington se comprometía también a levantar las sanciones que había impuesto sobre líderes talibanes.

Además, se establecía el compromiso de que los talibanes para no permitir que ninguno de sus miembros, ni otras personas o grupos, incluida al-Qaeda, usen el territorio afgano para amenazar la seguridad de Estados Unidos y sus aliados. 

Otro punto es que los talibanes y el gobierno afgano entablarían después las llamadas negociaciones entre afganos, que deberían desembocar en un alto el fuego y un acuerdo definitivo sobre el futuro político del país. 

Aparte de estos puntos, los talibanes incluyeron  al final de la negociación la exigencia de un acuerdo de liberación de prisioneros, que fue finalmente incluida. Hasta 5.000 prisioneros talibanes y 1.000 funcionarios del gobierno afgano presos de los talibanes serían liberados.

LAS FALLAS

Ahora, puesto en evidencia los acuerdos, la pregunta que salta a la vista es: ¿Qué ocurrió para que no se cumpliera lo pactado?

El Acuerdo de Doha se basaba en la premisa, repetida por el gobierno de Joe Biden y de su antecesor, Donald Trump, de que serían las fuerzas de seguridad afganas las que tomarían el control de la situación después de la retirada occidental.

Sin embargo, cuando se aproximaba la fecha para la salida estadounidense, se inició el conflicto entre el Gobierno afgano y los talibanes, quienes azuzaron la violencia en los meses posteriores al acuerdo debido a que buscaban controlar el mayor territorio posible y ganar fuerza política. 

Por ello, los reportes locales daban cuenta de que las capitales afganas fueron cayendo en los últimos días en manos de los talibanes sin apenas resistencia de las fuerzas estatales, en cuyo entrenamiento y equipamiento invirtió Estados Unidos millones de dólares en los últimos años.

Incluso, según The Washington Post, muchos mandos militares y policiales afganos aceptaron rendirse a los talibanes a cambio de dinero. 

FUTURO INCIERTO

Por lo pronto, con los talibanes en el poder, se prevé que las medidas que aplicaron en su primer gobierno vuelvan a ser aplicadas en Afganistán. Las más perjudicadas serán, sin duda, las mujeres, quienes se les restringirá derechos humanos como ir a un escuela pública para educarse o trabajar como se observa en cualquier sociedad moderna. @mundiario

 

 

¿Qué es el Acuerdo de Doha que permitió a los talibanes volver al poder?
Comentarios