En el acto del 23-F, Pablo Iglesias evita aplaudir a Felipe VI

Felipe VI, Rey de España, junto a Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno. / Mundiario
Felipe VI, Rey de España, junto a Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno. / Mundiario

El vicepresidente segundo del Gobierno asegura que el golpe de Estado de 1981 fue un complot para crear el Estado actual.  

En el acto del 23-F, Pablo Iglesias evita aplaudir a Felipe VI

En el acto de conmemoración del 40º aniversario del 23-F, Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno de España, declaró ante los medios su postura en contra de la Monarquía y papel de Juan Carlos I como defensor de la democracia. Expuso su opinión en un discurso previo al de Meritxell Batet, presidenta del Congreso de Madrid. “Hay muchos ciudadanos a los que les llama la atención que en este país se pueda ir a la cárcel por hacer un tuit o una canción y que el anterior Jefe de Estado esté huido en los Emiratos Árabes”, sentenció en su discurso Iglesias.

En el 2012, el líder de Podemos ejercía la docencia. En una de sus conferencias en la Universidad de Valencia propuso una hipótesis sobre el 23-F. Su teoría es similar a la descrita en el libro titulado Anatomía de un instante de Javier Cercas. Ambos aseguran que fue una conspiración patrocinada por las elites económicas, el ejército y la Monarquía para dar un autogolpe e imponer a un militar. El objetivo era atemorizar a la izquierda con una nueva tiranía similar a la de Francisco Franco.

El papel de Juan Carlos I

En contraste, el Rey Felipe VI en su discurso oficial ante los diputados exaltó la figura de Juan Carlos I como defensor de la democracia y la legalidad vigente. Esta postura también fue apoyada y compartida por Batet. Ella recordó “que hace 40 años la democracia respondió con firmeza al asalto que pretendía acabar con la libertad. Conmemoramos la reacción de las instituciones encabezadas por el Rey para acabar con los golpistas”.

La Constitución es un pacto que exige espacio para llevar a cabo proyectos políticos. No es una bandera o el patrimonio de un partido. Lo importante en ella es su programa de convivencia y es la base fundamental de la democracia, donde cabemos todos. Es lamentable que miembros del gobierno estén dispuestos a derogar la Constitución y tomar un camino peligroso. @mundiario

En el acto del 23-F, Pablo Iglesias evita aplaudir a Felipe VI
Comentarios