7 claves para entender por qué Lula da Silva ha sido condenado a prisión

Luiz Inácio Lula da Silva. / CNN
Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. / CNN

El Supremo brasileño ha firmado una condena de 12 años para el expresidente de Brasil por corrupción.  

7 claves para entender por qué Lula da Silva ha sido condenado a prisión

Luiz Inácio Lula da Silva ha sido condenado a prisión. El Tribunal Supremo de Brasil ha dado luz verde a la orden de encarcelamiento del expresidente y popular político brasileño con seis votos a favor y cinco en contra. La medida ha llegado luego de que el Supremo rechazara su hábeas corpus y decidiera enviarlo tras las rejas mientras se sigue investigando su caso. 

Veamos algunas claves del caso: 

1. Denuncia en 2016

Para entender el meollo del asunto es preciso remontarse hasta el año 2016. Lula fue acusado y denunciado por el Ministerio Público por recibir un soborno de 3,7 millones de reales (alrededor de un millón de dólares) de la constructora OAS. De acuerdo a la denuncia, el expresidente habría utilizado este dinero para la reforma de un apartamento en el balneario paulista de Guarujá.

2. Condena en primera instancia: 9 años y medio

El asunto prosperó y en julio de 2017 Lula fue condenado a 9 años y medio de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero en el caso “Triplex de Guarujá”, vinculado a Lava Jato. El juez Sérgio Moro, responsable de un tribunal de Curitiba en el sur de Brasil, concluyó que efectivamente la constructora OAS había renovado el lujoso departamento del expresidente. ¿La razón? Sencilla: favorecer a la empresa en sus contratos con Petrobras. De acuerdo al portal Perú 21 los sobornos fueron estimados en un valor de US$1,2 millones.

3. Condena en segunda instancia: 12 años y un mes

El político brasileño, por supuesto, no se quedó con los brazos cruzados y en enero de 2018 presentó una apelación ante un tribunal de segunda instancia de Porto Alegre, el TRF4. La jugada se devolvió en su contra. La instancia rechazó a principios de año la solicitud presentada por la defensa del ex presidente y al contrario aumentó la pena a 12 años y un mes de prisión. 

4. Maniobra de recursos 

La sentencia establecía que Lula da Silva sería encarcelado una vez que su defensa agotara todos los recursos en segunda instancia. Los abogados del líder brasileño apelaron incluso al conocido en la jerga jurídica como "embargo declaratorio", proceso por el cual, según Wikipedia, una parte en una demanda pide al tribunal o corte aclarar ciertos de una decisión dictada cuando hay alguna duda, omisión, contradicción u obscuridad en ésta. La solicitud, una vez más, fue rechazada.

5. Habeas Corpus

Pese a las maniobras fallidas, la defensa de Lula se mantenía incansable. El siguiente paso dentro de las maniobras jurídicas fue un habeas corpus. Un recurso que fue presentado ante el Tribunal Supremo, máxima corte del país, para evitar que el exlíder sindical fuera a prisión antes de agotar todos los recursos en instancias superiores.

Este procedimiento jurídico establece que cualquier ciudadano puede comparecer inmediatamente ante un juez para que el mismo determine sobre la legalidad de un arresto. La cuestión es sencilla: los jueces pueden determinar si el arresto es legal o ilegal al oír el testimonio del detenido, e incluso pueden decretar que finalice. O no, como le ocurrió a Lula. 

6. Juicio y decreto de prisión

La esperanza del expresidente Lula Da Silva se extinguió este jueves a las 00.30 hora local, luego de un maratónico juicio de 12 horas. De acuerdo al diario español El País, la suerte del exmandatario fue sellada con una pregunta concreta:¿debe el popular exmandatario iniciar el cumplimiento de la sentencia por corrupción a la que fue condenado por un tribunal de Porto Alegre o puede esperar en libertad hasta que su caso sea analizado por las instancias superiores? 

La votación estuvo reñida. De los 11 magistrados, seis mostraron su apoyo a que Lula sea puesto tras las rejas, mientras cinco se mostraron en contra. Así, en una ajustada votación, el pleno de la máxima corte rechazó el “habeas corpus” y con ello dictó sentencia: prisión para quien ha sido condenado. 

El decreto fue firmado por el juez Sérgio Moro –el mismo que condenó a Lula en primera instancia-. Las autoridades han dado al líder de las encuestas un plazo de 24 horas para presentarse ante la Policía Federal de Curitiba.

7. Y ahora… ¿qué sigue?

El panorama es incierto. Según El País, con todo y la sentencia firmada, el exmandatario todavía tiene hasta el 10 de abril para presentar un recurso ante el tribunal de Porto Alegre. Sin embargo, los expertos en derecho consultados por el reconocido rotativo coinciden en un punto: esta etapa es una mera formalidad y la probabilidad de que tenga éxito es mínima. @mundiario

7 claves para entender por qué Lula da Silva ha sido condenado a prisión
Comentarios