Los 4 obstáculos que impiden reformar el Frente Nacional de Marine Le Pen

Marine Le Pen. / RRSS
Marine Le Pen. / RRSS

La líder de la extrema derecha francesa se reunirá con sus principales lugartenientes para un seminario de dos días en el que se debaten los cambios que necesita el partido.

Los 4 obstáculos que impiden reformar el Frente Nacional de Marine Le Pen

Desde que Marine Le Pen perdió la elección frente a Emmanuel Macron en mayo, los altos funcionarios del partido se han estado culpando públicamente por la derrota. Ahora los principales cuadros de la organización buscan reformar la estructura partidaria. No será fácil, y aquí las cinco razones:

1. Dificultad para cambiar de nombre

 

Algunos presionan para deshacerse de Frente Nacional como el nombre del partido. Dentro de la organización ya existe el nombre de “Los Patriotas”, que es uno de los que se podría quedar.  Quienes están a favor arguyen que el partido todavía sufre de una reputación de racismo, y se dice que el Frente necesita aclarar su lenguaje en Inmigración y desarrollar mejores formas de llegar a los votantes minoritarios.

Le Pen es el principal obstáculo para que esto suceda, ya que su estatus dentro del partido descansa en el crucial hecho de que es su dirigente principal. Un cambio de nombre marcaría una ruptura con el precedente que podría alentar la idea de un cambio de liderazgo, además de que el nombre ya les ha dado cierto arraigo en el votante y viene desde los tiempos de su padre.

2. La posición frente al euro

 

Para que el Frente mejore en su percepción púbica es necesario que adopte otra posición en este campo, pero esto es algo que se aprecia difícil. El vicepresidente del partido, Florian Philippot, se aferra a su postura anti-euro por una razón obvia: admitir que presionar para la retirada de la UE fue un error desastroso que le costó a Le Pen la elección equivaldría a una admisión de fracaso personal y prepararía el terreno para su propia derrota.

Aunque la propia Le Pen parece estar apartándose de la posición anti-euro, ya que apenas lo planteó en las últimas semanas de su campaña. No obstante, poner a estos dos de acuerdo será muy complicado.

3. Qué hacer con Jean-Marie

 

La junta ejecutiva del Frente votó para derrocar al padre de Marine en 2015, pero ahora está de vuelta. Jean-Marie Le Pen ganó un recurso judicial contra su expulsión y es una vez más el presidente honorario del partido. A pesar de los esfuerzos para romper los lazos con él, el anciano Le Pen sigue siendo el principal benefactor financiero del partido a través de su firma de financiamiento Cotelec, que recibe dinero de donantes no revelados.

Marine Le Pen y su círculo íntimo discutirán si se elimina el título de Jean-Marie a través de un voto en un congreso del próximo partido con la participación de todos sus miembros, probablemente a principios de 2018. Jean-Marie todavía tiene algunos viejos amigos en el consejo del partido como Bruno Gollnisch, quien podría argumentar en contra de tal medida.

4. Democracia interna

 

Con un liderazgo que ha sido transmitido de manera hereditaria, y sin votos internos vinculantes, o una cultura partidista real, el Frente Nacional no ejercita la democracia interna. La mayoría de las decisiones son tomadas por una junta ejecutiva de nueve miembros, sin posibilidad de apelación.

En 2014, los miembros del partido votaron abrumadoramente para apoyar políticas más en línea con las tradiciones del partido sobre la posición anti-euro de Philippot, pero Marine Le Pen simplemente anuló esa decisión. Es probable que mientras ella siga dentro del partido este sistema no se modifique en absoluto.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política

 

Los 4 obstáculos que impiden reformar el Frente Nacional de Marine Le Pen
Comentarios