4 grandes diferencias entre la Constituyente de Maduro y la de Chávez

Hugo Chávez y Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela. / RR SS
Hugo Chávez, fallecido presidente y Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela. / Diario Panorama


Llevan el mismo nombre pero no obedecen las mismas premisas, contextos o realidades. Entre ambas hay más diferencias que semejanzas.

4 grandes diferencias entre la Constituyente de Maduro y la de Chávez

Maduro no se retracta. Contra la voluntad del pueblo y en medio de huelgas que mantienen el país enardecido, las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) parecen ser un hecho. El presidente no da su brazo a torcer en la búsqueda de reescribir a su favor la Carta Magna de la República.

Ciertamente, como ha indicado el gobernante, la Constitución establece en un artículo el derecho a la convocatoria de una ANC: el 347 que tanto a invocado el jefe de Estado en las últimas semanas."El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución", reza el mandato, que en la misma línea indica, en el artículo 348, que el presidente también tiene la potestad para ello. Así lo hizo el fallecido Hugo Chávez en 1999 cuando recién asumía el poder, pero lo que Maduro propone a los venezolanos para este 30 de julio no es precisamente lo mismo que su antecesor. Veamos 5 diferencias claves entre la Constituyente de ambos mandatarios:


1. Un país que ya no es el mismo


Ni en el contexto económico, ni en el político. En 1999, cuando Chávez convocó la Constituyente, su popularidad estaba en alza y lo que el  militar dijera era un casi una petición divina. El chavismo era la máxima fuerza política en aquellos tiempos. Maduro no cuenta con esa misma suerte. No es secreto la crítica situación que se vive dentro de las filas del oficialismo, y en la misma línea se encuentra la oposición, que para aquel entonces estaba desbandada y sin planes trazados, contrarío a la actualidad. Según las encuestas, hoy por hoy, casi el 80% de los electores votarían por la oposición y solo 20% lo haría por el chavismo.

A esto hay que sumarle la terrible situación económica que enfrenta la República Bolivariana. En el turno de Chávez, aunque el precio del petróleo estaba bajo, todo el aparato productivo estaba funcionando, un escenario completamente alejado de la realidad que hoy enfrenta Maduro, inmerso en la peor crisis, no solo económica, sino humanitaria de la historia venezolana. 


2. Las bases comiciales


O las normas que rigen la elección de la ANC. Para este 30 de julio, Maduro, ha establecido que existan dos mecanismos para la escoger a los 545 miembros de la Asamblea: el primero de ellos es que 364 serán electos de forma territorial, es decir, uno por cada municipio y dos en los municipios de son capital de estado. El segundo, relacionado con los 181 restantes, señala que los mismos serán escogidos en representación de ocho sectores seleccionados por el gobierno: trabajadores, campesinos y pescadores, estudiantes, personas con discapacidad, pueblos indígenas, pensionados, empresarios y comunas y consejos comunales. Lo que significa en otras palabras que los trabajadores van a votar por los trabajadores, los empresarios por empresarios y así sucesivamente.

En 1999 los candidatos a la Constituyente fueron escogidos por medio de un voto universal, secreto y directo, que funcionó en circunscripciones uninominales correspondientes a las que ya existían y previamente habían sido usadas en las elecciones parlamentarias. 


3. Los objetivos que se pretenden


Maduro se ha escudado detrás de una frase repetida: La Constituyente es necesaria para lograr la paz. Otros miembros del chavismo dicen que es importante para abrir el escenario de la discusión suprema y para resolver casi milagrosamente la crisis del país. Mientras que Chávez lo que buscaba era refundar el Estado cambiando la Constitución, con el objetivo principal de "establecer un pacto social que permitiera iniciar una nueva forma de Gobierno", según ha asegurado a BBC Mundo, Maripili Hernández, quien fue miembro de todos los equipos de campaña electoral de Chávez desde 1998.

Los chavistas aseguran que para sacar adelante el país no se necesita un cambio de modelo democrático, sino un pacto social por la paz.


4. La participación opositora

 

En 1999, Chávez impulsó su Constituyente con una mayoría aplastante. Su estrategia de unidad dejó fuera del juego a una oposición dividida, que solo pudo obtener un bajo porcentaje de votos a favor. 

Con respecto a la Constituyente de este año, la oposición ni siquiera tendrá participación. Su argumento para ello defiende que la imposición de Maduro se trata de un fraude, con unas bases comiciales que están sesgadas para darle al chavismo la mayoría absoluta.

Adicionalmente, en 2017, a diferencia de 1999, no hubo un referendo consultivo para determinar si el pueblo estaba o no a favor de la celebración de la Constituyente.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

4 grandes diferencias entre la Constituyente de Maduro y la de Chávez
Comentarios