Buscar

MUNDIARIO

2019, año de solidaridad y filantropía entre los ciudadanos y los pueblos

 El verdadero cambio depende/dependerá de nuestra solidaridad y nuestra filantropía.

2019, año de solidaridad y filantropía entre los ciudadanos y los pueblos
Marruecos.
Marruecos.

Ismail El Alaoui

Filólogo y profesor.

Estamos en 2019, un año como todos los años, con sus altibajos; paz y guerra, amor y odio… que no dependen de tiempos ni de pueblos, sino de personas e  intereses.

A nivel internacional, os voy a ser sincero y breve al mismo tiempo, mientras haya  lobbies de armas  habrá guerras y conflictos, mientras los pueblos no tienen su propia palabra no habrá más que  conflictos y crisis, mientras unos lo tienen todo y muchos no tienen nada preparaos para las huelgas y las manifestaciones…

¿La solución? La solidaridad interna y externa entre los ciudadanos y  los pueblos por encima de sus orígenes o etnias o colores…

A nivel nacional, os voy a ser sincero, en mi país Marruecos  preveo y propongo cambios radicales en el panorama  político y mediático, y la aparición de nuevas  caras serias y competentes.

El asunto del Sáhara marroquí se solucionará desde el interior y desde nuestras posturas políticas y diplomáticas, la diplomacia paralela es de suma importancia.

Preveo huelgas, manifestaciones y boicot pacíficos a causa de los precios cada vez más caros de los productos y la falta de los derechos fundamentales (trabajo, vivienda, sanidad, educación…) propongo becas sociales mensuales y anuales para los ciudadanos marroquíes y sobre todo los más afectados como los jóvenes, las mujeres viudas, separadas y solteras, las personas discapacitadas… 

Socialmente estamos enfermos porque nos faltan nuestros derechos fundamentales  que hacen de nosotros seres humanos y no fantasmas, normalmente estos derechos tendrían que ser gratis y accesibles.

Preveo y propongo la intervención del rey para tomar la iniciativa inaugurando proyectos sociales y económicos para el presente y el futuro de las generaciones venideras.

Propongo la libertad para los políticamente detenidos de Alhucemas, Jerada, entre  otras ciudades,  y para los periodistas  que siguen sufriendo un abuso del poder.  

Los proyectos de ley/los legisladores  tendrán que ser a favor del pueblo, porque este último es el motor de todos los sectores.  

La prosperidad de Marruecos dependerá de la seriedad de sus reformas políticas y sociales que pueden garantizar  un bienestar común y equitativo entre/para sus ciudadanos.

¿El cambio? el verdadero cambio depende/dependerá de nuestra solidaridad y nuestra filantropía.

En fin, no escribo estas cosas por hipocresía o porque busque la fama, dinero, premios como hacen muchos… genéticamente no acepto la injusticia sea vertical o horizontal y seguiré luchando por la justicia hasta la gloria. @mundiario