En 2005, Zapatero desplegó 720 soldados en la frontera de Ceuta

54236_636705425714464624w_thumb_570 [640x480]
Inmigrantes en Ceuta. / RR SS.

La violencia que nuevamente ha sufrido la frontera de Ceuta y la variedad de los medios de agresión contra la Guardia Civil, capaces de causar daños graves e irreversibles, denota que estamos ante una escalada peligrosa de guerrilla y no de una mera infracción administrativa.

En 2005, Zapatero desplegó 720 soldados en la frontera de Ceuta

¿Es que no existe medio de contener la violencia en las avalanchas de Ceuta?. Zapatero, en 2005, desplego a 720 soldados a lo largo de la frontera, con orden de no disparar, tras un intento de asalto de 600 subsaharianos, con cinco muertos por bala, que se atribuyeron a la policía marroquí.

La repetida violencia que nuevamente ha sufrido la frontera de Ceuta y el perfeccionamiento en los medios de agresión contra la Guardia Civil, capaces de causar daños, no sólo graves, sino irreversibles, denota que estamos ante una escalada peligrosa de guerrilla urbana en la frontera y no de una mera infracción administrativa. Aparte de las bolas de excrementos y la cal viva, los asaltantes emplearon sprais como lanzallamas, ácido, sangre (era la Fiesta del Cordero en Marruecos y pudieron proveerse de ella con facilidad), botellas con abrasivos, y otros medios para obligar a los agentes a replegase, cosa que no tuvieron otro remedio que hacer, y pese a la retirada siete de ellos resultaron con heridas y quemaduras y uno tuvo que ser hospitalizado. Además, la verja fue cortada con una zizalla.

Lo más sorprendente, tras conocerse los hechos y pese a su gravedad, no fue una declaración del Gobierno, que no la hubo, sino un tuit personal de Pedro Sánchez donde dice literalmente: Todo mi apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que están afrontando de forma ejemplar el desafío migratorio, especialmente a los agentes heridos hoy. El Gobierno trabaja por el diálogo y la cooperación con países de origen y tránsito y por una gestión común, eficiente y humanitaria de la migración”. O sea, se podría decir del mismo modo: “Quedaos ahí e ir aguantando”. Pero aparte de eso, nada. Buena ocasión perdida para coger un Falcon e ir a visitar a los heridos.

1127968660_g_0 [640x480]

Incursión de los agentes. / RR SS.

 

En total, según la Delegación del Gobierno lograron entrar en territorio español 116 de los casi 300 subsaharianos que lo pretendían. De entra los que entraron cinco presenta diversas heridas, generalmente en las manos. El asalto se produjo en el mismo punto por el que el pasado 26 de julio accedieron otras 602 personas. Como todo está previsto, los subsaharianos se dirigieron al CETI (Centro de Estancia Temporal de Emigrantes, que como se sabe el socio del PSOE, Podemos quiere cerrar), gritando   “¡Boza, boza!” (que significa victoria en fula, un idioma de África occidental propio de la etnia fulaní). El CETI tiene capacidad para 512 inmigrantes, cifra desbordada y duplicada. Con los últimos 700 que han saltado la valla estos días, ya son 1.300 los acogidos. El Gobierno envía cada día un contingente a la península.

Uno se pregunta qué harían Francia, Alemania o el Reino Unido, si sus fronteras fueran violentadas y sus custodios atacados, heridos y arrollados con medios que pueden dejar secuelas ¿Hasta dónde vamos a llegar ante un ataque sistemático e imparable, planificado, sin duda? El simple hecho de callar es una cobardía que nos hace cómplices del abandono. Llegamos a este extremo, creo que el Gobierno -cosa que no hará- debería desplegar los medios con que cuenta para defender la frontera dotando a sus custodios del adecuado refuerzo. Y no me refiero a pegar tiros, hay otros medios, para empezar, con la proporción adecuada de efectivos, que ya están allí, para contener las avalanchas. Pero no teman que eso pase. Hasta que haya muertos.

Descartadas las devoluciones en caliente, si se lleva a cabo la retirada de las concertinas que puso Zapatero (y que son un medio de disuasión pasivo), es que no hay modo de contener estas avalanchas o, por lo menos, identificar y detener a los asaltantes más violentos. ¿Qué se espera, a que haya un muerto? Resulta patético que el Ejército que debe, entre otras funciones fundamentales, defender el territorio, sea un cuerpo auxiliar de alojamiento de los que han entrado de modo violento en España atacando cada vez con más contundencia y agresividad a sus custodios.

 

Se puede instalar cámaras en la zona para grabar las avalanchas violentas e identificar los ataques para distinguir a los que saltan la valle y cometen una infracción administrativa, de quienes actúan como vanguardia violenta.  En modo alguno sugiero desplegar al Ejército con armas de guerra, pero si formar una muralla de refuerzo de la guardia civil a lo largo de la vaya, para apoyar a los agentes como segundo escalón y con los mismos medios.

En el año 2005, siendo presidente Zapatero, el Gobierno desplegó a 720 soldados a lo largo de la frontera entre Ceuta y Marruecos (con orden de no disparar), luego de un intento de asalto de 600 subsaharianos, en el que se produjeron cinco muertos por bala, de lo que España culpó a Maruecos y éste a nuestro país.

En Ceuta, sede de la Comandancia General del mismo nombre, el Ejército dispone de estos efectivos: Tercio de Alba 2º de la Legión, Regimiento de Caballería Montesa nº 3, Regimiento de Artillería Mixto nº 30, Regimiento de Ingenieros nº 7, Unidad Logística nº 23, Batallón del Cuartel General de la Comandancia General de Ceuta y Grupo de Regulares nº 54. Pero, como es tradicional en el Ejército español, salvo la Legión, el resto de las unidades no tienen completas sus plantillas teóricas que sólo existen en el papel. @mundiario

En 2005, Zapatero desplegó 720 soldados en la frontera de Ceuta
Comentarios