Buscar

El presidente Eisenhower, ejemplo de un Gobierno que hizo cumplir la ley

En 1957 Eisenhower envió la101 División para que nueve niños negros accedieran a la escuela pública de los blancos y puso a la Guardia Nacional de Arkansas bajo mando militar federal.

El presidente Eisenhower, ejemplo de un Gobierno que hizo cumplir la ley
La foto de los adolescentes entrando en la Escuela escoltados por los soldados es un icono fotográfico del siglo XX.
La foto de los adolescentes entrando en la Escuela escoltados por los soldados es un icono fotográfico del siglo XX.

Firma

Fernando Ramos

Fernando Ramos

El autor, FERNANDO RAMOS, es columnista de MUNDIARIO. Es doctor en Derecho y en Ciencias de la Información. Es profesor titular de la Universidad de Vigo y periodista. Autor de 25 libros sobre temas de Derecho de la Comunicación, Protocolo y Comunicación institucional, es profesor invitado en diversas universidades de Europa y América. Está en posesión de diversos premios como periodista. El Ministerio de Defensa le otorgó la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco como historiador militar. @mundiario

En 1957 Eisenhower envió la101 División para que nueve niños negros accedieran a la escuela pública de los blancos y puso a la Guardia Nacional de Arkansas bajo mando militar federal.

Frente al repetido incumplimiento de las sentencias tanto del propio Tribunal Superior de Justicia de Cataluña como del Supremo, especialmente en materia educativa, y asimismo con relación a la posible rebelión (no se le puede calificar de otro modo) de los Mossos d´ Esquadra, si no se tienen al riguroso cumplimiento de los deberes que le impone la Constitución, cabe recordar cómo han actuado los gobiernos de países democráticos ante situaciones parecidas.

El caso que viene más a mano ocurrió en Estados Unidos en 1957. En aquel año, una masa agresiva e implacable cerró el paso a nueve estudiantes negros que pretendían acceder a la Escuela Secundaria Central de Little Rock, en el estado de Arkansas

Pero al Gobierno Federal no le tembló el pulso: el 24 de septiembre de 1957, el presidente Dwight D. Eisenhower ordenó a las tropas proteger a los estudiantes, en prueba de la firme resolución federal de hacer cumplir el fallo del Tribunal Supremo de Estados Unidos en contra de la segregación de las escuelas.

Los “Mossos d´Esquadra” de Arkansas, la Guardia Nacional, que el gobernador del Estado pretendía utilizar en contra de las órdenes de Whasington, fue “fedarilizada”; es decir, puesta bajo el mando del Ejército; pero por si acaso se enviaron tropas federales para que no cupiera duda.

Con extraordinaria rapidez, como se debe hacer en estos casos, y para que el mundo tomara nota, el presidente envió a una de las más famosas unidades de la Segunda Guerra Mundial, especialmente conocida por haber sido una de las vanguardias del “Día D”, 1.000 soldados de la 327a Aerotransportada Grupo de Batalla de la 101 División Aerotransportada desplegados en Little Rock desde su base en Kentucky.

Por la mañana, los famosos paracaidistas rodearon Little Rock Central High School, al tiempo, se envió un destacamento, en traje de campaña, pasó a recoger por sus domicilios a los nueve adolescentes negros. El grupo, escoltado, llegó a la Escuela sin que nadie lo acosara. Los soldados tenían orden expresa del presidente de actuar sin miramientos, y eso en lenguaje militar sólo significa una cosa: al primer acto hostil, fuego.

Ya en la escuela, rodeados por un grupo de élite del Ejército de los Estados Unidos entraron en la Escuela. La foto que recoge el instante es uno de los iconos del periodismo moderno y prueba de la resolución y ejemplo de un Gobierno que hace cumplir la ley.