El turismo, la clave del éxito español

Jordi Hereu. / Mundiario
Jordi Hereu. / Mundiario
España recibirá unos 25 millones de turistas entre los meses de enero y abril, cuatro millones más que en 2023.
El turismo, la clave del éxito español

El imponente despliegue del sector turístico español en Semana Santa marca el inicio de lo que promete ser un año récord en llegadas de visitantes extranjeros. Jordi Hereu, ministro de Turismo, proyecta un aumento significativo en el número de turistas hasta finales de abril, anticipando un total de 25 millones de llegadas, cifra que supera en cuatro millones a los registros del ya histórico 2023.

España avanza con paso firme hacia la anhelada meta de alcanzar las 100 millones de llegadas anuales y aspira incluso a desbancar a Francia como el destino preferido a nivel mundial. Sin embargo, el camino hacia la cima no está exento de desafíos, ya que Francia se prepara para acoger los Juegos Olímpicos, un evento que promete agitar el panorama turístico europeo.

A pesar de las lluvias que empañaron la Semana Santa, el flujo de visitantes internacionales no se detuvo. Los datos alentadores, según el ministro Hereu, consolidan una tendencia al alza que se ha venido observando en los últimos meses. Aunque las cancelaciones de último momento debido al clima adverso, especialmente en Andalucía, arrojaron sombras sobre la celebración, la industria turística se mantiene optimista.

El sector turístico español ha dejado atrás los estragos de la crisis del coronavirus, culminando el año pasado con cifras récord de visitantes extranjeros, superando incluso los registros de 2019, el año previo a la pandemia. Esta notable recuperación ha acortado la brecha con Francia, el líder en llegadas de turistas, lo cual evidencia un crecimiento constante en la atracción de visitantes foráneos.

Canarias ha liderado el resurgimiento turístico en los primeros meses del año, aprovechando su temporada alta de invierno. El bullicio en los aeropuertos de las islas da testimonio de la revitalización del turismo, con una ocupación hotelera que roza el 90% en algunos casos. Esta afluencia de visitantes se traduce en un aumento considerable del gasto turístico, lo que augura un inicio de año prometedor para la economía española.

A pesar de los contratiempos climáticos, la costa valenciana también ha sido testigo de un aumento en la llegada de turistas, impulsado en parte por los nuevos operadores ferroviarios de bajo coste. La expansión de servicios de trenes de alta velocidad ha democratizado el acceso a destinos turísticos, atrayendo a viajeros ávidos de explorar la rica diversidad cultural de España y sus ciudades históricas.

El crecimiento del turismo en España no solo es una señal de recuperación económica, sino también un reflejo del atractivo incomparable de este país como destino turístico. A pesar de los desafíos que puedan surgir, el sector turístico español continúa su ascenso hacia nuevas alturas, consolidándose como un líder indiscutible en esta industria global. La clave del éxito español, también en términos de PIB, está estrechamente ligada al turismo. @mundiario

Comentarios