Sánchez deja a Ábalos sin salida

José Luis Ábalos, exsecretario de Organización del PSOE. / @PSOE
José Luis Ábalos, exsecretario de Organización del PSOE. / @PSOE
El Partido Popular, que perdió el Gobierno por la corrupción, sitúa ahora a Pedro Sánchez como “líder de la organización criminal” del caso Koldo.
Sánchez deja a Ábalos sin salida

Las demandas para que José Luis Ábalos renuncie a su escaño en el Congreso aumentan día a día, mientras el escándalo que rodea a su antiguo asesor, Koldo García, se intensifica. García, exconsejero en empresas públicas como Renfe o Puertos del Estado, está bajo investigación por presunto enriquecimiento ilegal mediante la venta de mascarillas durante la pandemia. La presión sobre Ábalos crece, y las críticas no solo provienen de la oposición, sino también desde las filas internas del Partido Socialista.

El viernes, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, abrió la puerta a la renuncia de Ábalos, señalando su responsabilidad política al haber nombrado a García. Sin embargo, el golpe más contundente llegó este sábado, cuando el propio líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lanzó un mensaje inequívoco durante la apertura del Consejo de la Internacional Socialista en Madrid. Sánchez destacó la necesidad de luchar implacablemente contra la corrupción y enfatizó la ejemplaridad como bandera del Gobierno. Aunque no mencionó a Ábalos directamente, su declaración resonó como una clara advertencia al exministro.

"Este Gobierno nació de la necesidad de acabar con la corrupción de la anterior Administración del PP. Y ha hecho además de su ejemplaridad, y de la ejemplaridad, su bandera. Una ejemplaridad absoluta, total, que no entiende de colores. Y quiero además reafirmar que esa lucha contra la corrupción ha de ser implacable. Venga de donde venga y caiga quien caiga", afirmó Sánchez, marcando un claro tono de reprobación.

Ábalos, exministro de Fomento y antiguo número dos del PSOE, se defiende argumentando que no enfrenta ninguna acusación formal y que la decisión de renunciar al escaño se tomará con su partido. Sin embargo, el sentir general dentro del PSOE es que su renuncia es inevitable. Líderes territoriales y miembros de la dirección consideran que la situación es insostenible y está dañando la reputación del partido.

El PP, implacable

El Partido Popular, que perdió el Gobierno por la corrupción, ha elevado las acusaciones al máximo, apuntando directamente a la cúpula del PSOE y del Gobierno. El vicesecretario de Política Autonómica y Municipal del PP, Elías Bendodo, calificó a Pedro Sánchez como el "líder de la organización criminal de la trama Ábalos" y advirtió de que se agarrarán "al caso Ábalos" para exigir explicaciones y responsabilidades.

La investigación sobre la trama de venta de mascarillas, que involucra a Koldo García, se inició en 2022 a raíz de una denuncia del PP en la Asamblea de Madrid. La trama gira en torno a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas S. L., cuyos responsables supuestamente pagaron comisiones a García para obtener contratos millonarios con la Administración. La Fiscalía Anticorrupción ha dirigido la querella contra García y otras seis personas, incluyendo a la esposa y el hermano del exasesor, así como a los responsables de Soluciones de Gestión y un guardia civil que también trabajaba en el ministerio.

La trama señala a Koldo García como la pieza clave que facilitó información sobre procesos de adjudicación de material sanitario a Soluciones de Gestión, a cambio de comisiones. Además, el aumento significativo de su patrimonio en los últimos dos años ha levantado sospechas de enriquecimiento ilícito.

El escándalo implica también a Juan Carlos Cueto Martín, del Grupo Cueto, vinculado a Soluciones de Gestión. Víctor de Aldama Delgado, presidente del Zamora Club de Fútbol y relacionado con el Grupo Cueto, se habría valido de su conexión con Ábalos para agilizar trámites y obtener contratos durante la pandemia. Iñigo Rotaeche Lachiondo, propietario de Soluciones de Gestión en el momento de la adjudicación de los contratos, y José Luis Rodríguez García, subteniente de la Guardia Civil en activo, también están involucrados en la trama.

La esposa de Koldo García, Patricia Uriz Uriarte, figura como titular de bienes adquiridos supuestamente con los ingresos de él. Joseba García Izaguirre, hermano de Koldo, habría sido utilizado para ocultar la titularidad real sobre algunos inmuebles.

Situación difícil para Ábalos

La investigación, que abarca delitos de organización criminal, tráfico de influencias, cohecho y blanqueo, sigue develando conexiones y detalles comprometedores.

La situación de Ábalos parece cada vez más difícil de sostener, y la presión tanto interna como externa sugiere que su salida del Congreso es cuestión de tiempo.

Mientras el PSOE enfrenta una crisis interna, la oposición aprovecha para cuestionar la integridad del partido y del Gobierno. La respuesta de Ábalos y la dirección del PSOE ante esta tormenta política será crucial para el futuro del partido en un momento en que la corrupción amenaza con socavar su credibilidad. @mundiario

Comentarios