Reveses para los socialistas en Cataluña y Galicia con los nacionalistas de por medio

Salvador Illa, el ganador del 12-M. / PSC
Salvador Illa, el ganador del 12-M. / PSC
El pacto entre Junts, ERC y la CUP para mantener el control independentista en el Parlament refleja una estrategia para contrarrestar el avance del PSC.
Reveses para los socialistas en Cataluña y Galicia con los nacionalistas de por medio

La elección de Josep Rull como nuevo presidente del Parlament de Cataluña, tras un pacto entre Junts, ERC y la CUP, ha dejado al descubierto la complejidad y las tensiones de la política catalana. Este acuerdo asegura que la segunda institución de Cataluña esté liderada por un independentista, a pesar de que el bloque independentista perdió la mayoría en las urnas el pasado 12 de mayo. El exconsejero, uno de los líderes del procés indultado, dirigirá el proceso de investidura del próximo presidente de la Generalitat.

El exconseller Josep Rull, número tres en la candidatura de JxCat y figura destacada en la escena política catalana, asume la presidencia del Parlament tras pasar más de tres años en prisión por el 1-O y ser indultado posteriormente. Esta elección, realizada en segunda vuelta, contó con 59 votos a favor para Rull y 42 para la candidata socialista Sílvia Paneque. Aunque Junts quedó en segunda posición en las elecciones, este movimiento estratégico fortalece la posición de Carles Puigdemont, quien sigue influyendo desde Bélgica.

La votación para la presidencia del Parlament no estuvo exenta de controversia. La Mesa de Edad, encargada de dirigir la sesión constitutiva, decidió contabilizar los votos delegados de Puigdemont y Lluís Puig, ambos residentes en Bélgica. Esta decisión, contraria a un reciente fallo del Tribunal Constitucional que restringía el voto a distancia a casos específicos, provocó protestas de PP y Vox. Ambos partidos han anunciado recursos legales contra esta decisión, mientras el PSC, aunque presentó el recurso inicial, no protestó durante la sesión.

El pacto entre Junts, ERC y la CUP para mantener el control independentista en la Cámara refleja una estrategia para contrarrestar el avance del PSC, que obtuvo más escaños en las elecciones. Este acuerdo también indica una resistencia a ceder espacio a formaciones no independentistas y una reafirmación del objetivo secesionista.

No solo hay reveses para los socialistas en Cataluña. En Galicia, el exsecretario general del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero, ha expresado su profunda preocupación por la trayectoria descendente de su partido en la comunidad. Según Caballero, el PSdeG ha experimentado una caída significativa, perdiendo 8 puntos en las elecciones europeas, casi tres veces más que la media nacional del PSOE. Resalta que, mientras el PSOE ha ganado fuerza en comunidades como el País Vasco y Cataluña, en Galicia ha sufrido un retroceso notable.

El ciclo electoral 2023/24 ha sido particularmente desfavorable para el PSdeG, con pérdidas en municipales, generales, autonómicas y europeas. Caballero contrasta esto con el ciclo 2019/20, cuando el PSdeG registró aumentos en todas las elecciones en Galicia, superando incluso los incrementos a nivel nacional. Para Caballero, este declive progresista y el ascenso de las derechas son alarmantes, y subraya la necesidad de un cambio de rumbo para revitalizar al PSdeG y fortalecer su posición en Galicia y más allá.

La situación en Cataluña y Galicia refleja desafíos distintos pero interrelacionados para el PSOE y el movimiento independentista. Mientras en Cataluña los independentistas buscan mantener su influencia a pesar de las derrotas electorales, en Galicia, el PSOE enfrenta la urgente necesidad de una renovación estratégica para recuperar la confianza del electorado, una vez relegado por los nacionalistas del BNG a la tercera posición en las últimas autonómicas. Estos acontecimientos subrayan la fluidez y complejidad de la política española, donde los equilibrios de poder pueden cambiar rápidamente y requieren respuestas ágiles y coherentes a las que el PSOE no siempre tiene una alternativa al alcance de su mano. @mundiario

Comentarios