España amplia su papel en la ONU

Héctor Gómez Hernández, embajador representante permanente de España ante las Naciones Unidas. / @SpainUN.
Héctor Gómez Hernández, embajador representante permanente de España ante las Naciones Unidas. / @SpainUN.
Héctor Gómez Hernández ha sido nombrado nuevo embajador representante permanente de España ante la ONU, una elección que resalta su vasta experiencia en el ámbito nacional e internacional. 
España amplia su papel en la ONU

Héctor Gómez Hernández ha sido nombrado recientemente por el Consejo de Ministros como el nuevo embajador representante permanente de España ante la Organización de Naciones Unidas. Es sin duda una decisión muy acertada teniendo en cuenta la amplia y contrastada experiencia nacional e internacional del exministro y exdiputado canario. En su trayectoria destacan, entre otras responsabilidades, su activa labor como ministro de Industria, Comercio y Turismo, presidente de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados además de su positivo trabajo previamente en diferentes instancias y organismos. Esta extensa y fructífera labor es una clara garantía para las complejas negociaciones diplomáticas en Nueva York que debe ejercer el Embajador Representante Permanente.

Entre las prioridades en Naciones Unidas, la diplomacia española -como la 13ª economía del planeta- ejerce un liderazgo claro en áreas como la Unión Europea, América Latina y el Mediterráneo, así como, entre otras temáticas, en la Alianza de Civilizaciones, Cooperación al Desarrollo, Cambio Climático, Agenda 2030 y Migraciones. El papel de España en la Asamblea General de Naciones Unidas, con la tradicional intervención del presidente Pedro Sánchez en los discursos de los jefes de Estado y de Gobierno en los meses de septiembre, así como en los múltiples comités e instancias del Sistema de Naciones Unidas, se complementa con una extensa variedad de iniciativas, resoluciones y propuestas que la diplomacia española, desde la Misión Permanente de España ante Naciones Unidas ubicada en Nueva York, promueve o apoya en estrecha colaboración con la mayoría de los 193 estados miembros de la ONU (Paz y Seguridad, Cambio Climático, Migración, etc.).

En mis reuniones en Naciones Unidas en Nueva York, en especial con los embajadores representantes permanentes de los estados con especial vinculación a Centroamérica, así como en Ginebra con las agencias e instancias especializadas de la ONU (Acnur, Consejo de Derechos Humanos, etc.) he podido constatar la positiva imagen de que goza la diplomacia española. La presencia de España en Naciones Unidas es de suma importancia y en los últimos años se ha ido incrementando el liderazgo de la diplomacia española en los principales foros internacionales. Debe destacarse igualmente, como prueba de la creciente influencia de España en Naciones Unidas, el importante papel de Miguel Ángel Moratinos como alto representante del secretario general de la ONU para la Alianza de Civilizaciones o la reciente designación de la gallega Pilar Cancela, nueva secretaria de Estado de Migraciones, como co-presidenta del Grupo Consultivo de Alto Nivel del Secretario General de la ONU sobre Gobiernos locales y regionales.

En Naciones Unidas se abre una plataforma de primer nivel para fortalecer la imagen y agenda exterior de España así como avanzar en diversas y relevantes cuestiones de especial interés en el ámbito multilateral referentes a América Latina, Europa y África, la Cooperación al Desarrollo, así como el reforzamiento de las posiciones de España en el seno de la UE y en otros importantes foros multilaterales como el G-20. La presencia en Naciones Unidas -donde hemos contado también anteriormente con muy destacados Embajadores Representantes Permanentes como Agustín Santos Maraver o Juan Antonio Yañez-Barnuevo - se presenta como una clara oportunidad para España de complementar y reforzar la política exterior desplegada desde el Palacio de La Moncloa y el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Desde 2018 ha habido un fuerte impulso a la acción exterior de España reflejada en las visitas oficiales del presidente Pedro Sánchez a diversos países y el recuperado liderazgo de la diplomacia española en ámbitos, además de las citadas Naciones Unidas, como el Consejo Europeo o el G-20.

Es de destacar en este sentido que el diálogo parlamentario, en el que Héctor Gómez desempeñó un papel muy activo en su época como Diputado, establecido con los estados latinoamericanos así como con sus cámaras supranacionales - en especial el Parlamento Centroamericano, Parlamento Andino y Parlamento del Mercosur - han fortalecido las relaciones no solo institucionales sino también comerciales y culturales con esta área. En la misma dirección, la exitosa presidencia española de la Unión Europea en el segundo semestre de 2023 ha permitido incrementar el peso específico de España en el ámbito internacional. La nueva Presidenta del Parlamento Centroamericano, la Diputada de República Dominicana, Silvia García Polanco ha expresado en varias de sus intervenciones su voluntad de ampliar las relaciones de colaboración de Centroamérica y el Caribe con España y con el presidente Pedro Sánchez -con el cual ha estado reunida ella anteriormente en Santo Domingo, Nueva York y Madrid- con especial atención a las iniciativas conjuntas en el marco de Naciones Unidas.

España es además uno de los principales estados contribuyentes con efectivos militares y policiales a misiones de mantenimiento de la Paz y Seguridad Internacionales, los famosos "Cascos azules" de la ONU, lo que da un mayor peso e influencia a su voz en los debates en Naciones Unidas. Igualmente la fluida interlocución con el secretario general de la ONU, el ex primer ministro socialista portugués Antonio Guterres, es otro punto a favor de la relevancia de España en Naciones Unidas. Es de señalar que el nuevo embajador representante permanente Héctor Gómez ya conocía y había estado reunido en Nueva York, en sus anteriores responsabilidades antes de ser designado embajador representante permanente ante la ONU. Este es otro dato adicional que avala lo acertado de su designación para un puesto que exige una interlocución y conocimiento personal en las complejas negociaciones donde el trato personal es muchas veces decisivo. Este año 2024 la diplomacia española y en particular la Misión Permanente de España ante Naciones Unidas, tiene ante sí desafíos muy importantes desde el debate sobre la ampliación del Consejo de Seguridad de la ONU, la relación con América Latina - con especial atención a Centroamérica y el Caribe - así como la lucha contra el Cambio Climático, la promoción del multilateralismo como herramienta para cuestiones como la migración, el desarrollo sostenible y la preservación de la Paz en todos los ámbitos y territorios mediante el diálogo permanente en el seno de Naciones Unidas y la Comunidad internacional. Sin duda la colaboración y cooperación en el seno de las Naciones Unidas con los estados nacionales e instituciones multilaterales del área de Centroamérica y Caribe contribuirán a alcanzar esos objetivos en el marco de los ODS de la Agenda 2030 de la ONU. @mundiario

Comentarios