Los comunistas tienen una doble vara de medir a Yolanda Díaz

Yolanda Díaz. / @sumar
Yolanda Díaz. / @sumar
IU descalifica ahora a la fundadora de Sumar, pero tras las últimas elecciones generales el PCE bien que presumió de sus resultados de la mano de Yolanda Díaz, su gran referente electoral y político.
Los comunistas tienen una doble vara de medir a Yolanda Díaz

La dimisión de Yolanda Díaz como líder de Sumar tras los decepcionantes resultados de las elecciones europeas ha generado un debate intenso sobre el rumbo y la coherencia dentro de Izquierda Unida (IU) y, en particular, del Partido Comunista de España (PCE), que constituye su núcleo. Esta situación destaca una evidente doble vara de medir por parte del PCE hacia Díaz, quien ha sido una figura central en la política española de izquierdas en los últimos años.

En las pasadas elecciones generales de julio de 2023, el PCE se mostró orgulloso de los resultados obtenidos bajo la dirección de Díaz. Según el periódico Mundo Obrero, el PCE lideró la representación de la llamada izquierda transformadora, consiguiendo siete diputados, siendo la formación de izquierda con mayor presencia en el Parlamento. Entre los nombres destacados figuraban Enrique Santiago, secretario general del PCE, y otros militantes prominentes como Toni Valero y Nahuel González. El diario comunista enfatizaba la importancia de Díaz, señalándola como una defensora clave de los intereses de la clase trabajadora y una militante comprometida del PCE.

Sin embargo, tras los malos resultados de Sumar en las elecciones europeas, donde solo obtuvieron tres escaños, IU, a través de su coordinador general Antonio Maíllo, no ha dudado en subrayar los fracasos y señalar a Díaz como un factor condicionante del proyecto. Maíllo, en una reflexión contundente, reconoció que "algo no hemos hecho bien" y que "la personalidad de la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, ha condicionado el proyecto". Esta crítica contrasta con la anterior postura de alabanza hacia Díaz, mostrando una evidente inconsistencia en la valoración de su liderazgo.

La realidad es que, aunque Sumar obtuvo más escaños que Podemos en las elecciones europeas (3 frente a 2), el resultado fue insuficiente para asegurar una representación significativa en el Parlamento Europeo, donde no estará representado el PCE. Por eso, en una carta dirigida a su militancia, Maíllo resaltó la necesidad de extraer lecciones de estos resultados "decepcionantes y preocupantes", llamando a una reflexión profunda sobre el futuro de la coalición.

Falta una narrativa coherente

La dimisión de Díaz deja un vacío en un proyecto que estuvo indudablemente ligado a su figura. Según los estatutos de Sumar, el grupo coordinador debe elegir a un nuevo coordinador general por mayoría simple, un proceso que aún no tiene fecha definida. Esta situación genera incertidumbre sobre el futuro de Sumar y sobre cómo IU y el PCE manejarán esta transición.

Mientras tanto, IU se jacta de su arraigo territorial y su organización a nivel estatal, elementos que Maíllo considera cruciales para la viabilidad de Sumar. "Todo proyecto sin organización es efímero. Por eso tenemos mucho que decir", afirmó Maíllo, poniendo en valor la estructura de IU como condición indispensable para el futuro éxito del proyecto.

La doble vara de medir hacia Yolanda Díaz revela tensiones internas y la dificultad de mantener una narrativa coherente cuando los resultados electorales no acompañan. La posición de IU y el PCE frente a Díaz tras las elecciones generales y las europeas destaca una tendencia a aprovechar los éxitos y a distanciarse en los fracasos, una práctica que puede debilitar la cohesión y la credibilidad dentro de esta coalición a la izquierda del PSOE.

La actitud de Izquierda Unida y el PCE hacia Yolanda Díaz, pasando de la alabanza a la crítica en función de los resultados electorales, plantea, en definitiva, serios interrogantes sobre la coherencia y la unidad en la extrema izquierda, llamada a una reflexión profunda y honesta sobre cómo construir un proyecto sólido y consistente que pueda enfrentar los desafíos políticos futuros. @mundiario

Comentarios