Cataluña necesita a Salvador Illa

Salvador Illa, jefe de la oposición de Cataluña. / RR SS.
Salvador Illa, jefe de la oposición de Cataluña. / RR SS.
Cataluña necesita moderación, diálogo, acuerdos y estabilidad. Salvador Illa reúne las condiciones requeridas. Su lema "unir y servir" es premonitorio.
Cataluña necesita a Salvador Illa

Todos recordamos las circunstancias vividas, las desavenencias y los tristes sucesos de violencia acontecidos en Cataluña, durante el Gobierno del PP, presidido por de Mariano Rajoy y por los Ejecutivos de la Generalitat dirigidos por los partidos nacionalistas, que han llevado a los catalanes a una situación no deseable.

Siguiendo en parte el conflicto independentista realizado por el Real Instituto Elcano, el llamado “procés soberanista” comenzó en septiembre del 2012, en la fiesta de la Diada, con la utilización del lema “Catalunya, nou estat d´Europa”.

En noviembre de 2014, se celebra una consulta soberanista promovida de manera unilateral por el presidente Artur Mas y por la Generalitat a pesar de que el Tribunal Constitucional (TC) la había prohibido.

EL REFERÉNDUM

Después de las elecciones autonómicas de septiembre del 2015, en las que Convergencia y ERC se presentan en coalición con el nombre de Junts pel Sí, en ellas los independentistas logran una mayoría en el Parlament y el 27 de octubre ganan la votación con la declaración de inicio del proceso de independencia. El apoyo de la CUP es fundamental y estos ponen una condición para respaldar al nuevo gobierno: que renuncie Artur Mas a la presidencia. Así, en enero del 2016, Carles Puigdemont es elegido President y Oriol Junqueras Vicepresident y en junio de ese año Puigdemont informa que en octubre tendrá lugar un referéndum.

En septiembre de 2017 el Parlament de Catalunya aprueba las leyes del referéndum de autodeterminación vinculante y de transitoriedad jurídica y fundacional de la República que son suspendidas en veinticuatro horas por el TC.

En octubre se celebra el referéndum, se presenta la declaración de independencia, aunque se suspende de manera inmediata en un intento de negociar con el Gobierno. No hay posibilidades de acuerdo y el Parlament declara la independencia de Cataluña. Acto seguido el Senado decide aprobar la activación del artículo 155 de la Constitución española.

El Gobierno de España decide disolver el Parlament y destituir al Gobierno de la Generalitat y convocar nuevas elecciones autonómicas en diciembre de 2017, en las que la suma de Junts per Catalunya-PDeCAT, ERC y la CUP alcanza la mayoría absoluta. Quim Torra es elegido máximo dirigente de la Generalitat y el PP tuvo el peor resultado de su historia sacando 4 diputados.

DIÁLOGO, NEGOCIACIÓN Y ACUERDOS CONSTITUCIONALES

A continuación, como ya sabemos, se producen la llegada al Gobierno de España de Pedro Sánchez por primera vez, las acusaciones a los líderes independentistas, las sentencias del Tribunal Supremo, el encarcelamiento de algunos y la fuga de otros, nuevas elecciones autonómicas, nuevo presidente soberanista en Cataluña, la recuperación del diálogo, la negociación y los acuerdos indispensables para recuperar el entendimiento y la convivencia, que tanto anhelan las ciudadanías catalana y española, los indultos y la posibilidad de aplicar una ley de amnistía, siempre que todo ello esté dentro del cauce establecido por la Carta Magna.   

Ahora las elecciones del 12 de mayo son importantísimas y coincido con el contenido y la opinión que ha dado Manuel Castells, que como sabemos compartió el Consejo de Ministros con Salvador Illa, en un artículo publicado en La Vanguardia cuyo título fue: Por qué voto a Salvador Illa. Sinceramente creo como él, que Cataluña necesita un presidente como Salvador Illa, al frente de la Generalitat, capaz de moderar y estabilizar esa parte territorial tan importante de España. Su lema “unir y servir” lo dice todo. @mundiario

Comentarios