Rebel Wilson vuelve a las pantallas tras perder 35 kilos

Rebel Wilson en la nueva película El año de mi graduación / Netflix
Rebel Wilson en la nueva película El año de mi graduación / Netflix

El año de mi graduación es la nueva comedia de Netflix, donde Rebel interpreta a una porrista que despierta luego de 20 años de estar en coma.

 

Rebel Wilson vuelve a las pantallas tras perder 35 kilos

Rebel Wilson se ha consolidado como una de las actrices de comedia más reconocidas en la actualidad, con éxitos como en la saga de Dando la Nota (2012-17), Mejor… solteras (2015) o Timadoras compulsivas (2019); y ahora regresa a Netflix con 35 kilos menos, en El año de mi graduación, una película de comedia en la que interpreta a una chica que queda en coma y despierta 20 años después. La cinta estará disponible en la plataforma a partir del 13 de mayo de 2022.

La sinópsis oficial de la cinta muestra que “una acrobacia fallida la dejó en coma durante 20 años. Ahora, tiene 37, acaba de despertar y está lista para vivir su sueño: ser la reina del baile escolar”. Por supuesto, esta cinta es completamente disparatada, llena de comedia, y ya que es una película sobre adolescentes, también habrá alcohol, sexo y drogas, por lo que no es precisamente recomendable para toda la familia.

Por si fuera poco, además de ser protagonizada por Wilson, la película cuenta con la participación de Angourie Rice (Spider-Man: No Way Home), Justin Hartley (Smallville), Zoё Chao (Love Life), y Alicia Silverstone, la emblemática actriz de Clueless (1995), que también participó en Scooby-Doo 2: Monstruos sueltos (2004) y en la más reciente película de tiburones Sharkwater.

Primer proyecto de Rebel Wilson tras perder peso

Tras un tiempo inactiva de sus redes sociales, la actriz y comediante reapareció con una nueva silueta que dejó con la boca abierta a más de uno, demostrando que el confinamiento ocasionado por la pandemia no había sido completamente malo. Rebel decidió hacer un cambio de 180° a su estilo de vida, poniéndose en estricto entrenamiento físico y una rigurosa dieta, que dieron como resultado la pérdida de 35 kilos.

Pese a que la actriz estaba en búsqueda de una alimentación más saludable, principalmente porque reconoce que la comida era un refugio para lidiar con el estrés y la presión de su vida diaria, algunos miembros de su equipo en Hollywood le cuestionaron el porqué haría eso, ya que durante ese tiempo “estaba ganando millones de dólares por ser la gorda graciosa” tal como mencionó en una entrevista para BBC News.

Curiosamente, la actriz ha afirmado que tras bajar de peso se han abierto nuevas oportunidades para ella, pues ahora recibe ofertas para papeles en tramas dramáticas y de romance, algo que la tiene emocionada y le permitirá explorar aún más su nivel de actuación. Eso sí, esto deja aún más claro el fuerte estigma que aún existe en Hollywood, donde ser delgado o gordo es decisivo a la hora de obtener un papel.

Estereotipos de Hollywood

Pese a las advertencias de que su carrera se podría ir en picada, Rebel Wilson aseguró que sus éxitos profesionales no tenían nada que ver con su peso, rompiendo con el estereotipo de que las mujeres con sobrepeso siempre deben ser graciosas. Esto es algo que también denunció Melissa McCarthy, actriz que protagonizó Cuerpos especiales junto a Sandra Bullock en 2013.

Para 2018, McCarthy había bajado 34 kilos de peso, que evidentemente le daban una imagen 100% diferente, pero que la hacían sentir como ella misma. Melissa recordó que durante años sufrió la discriminación de los diseñadores más reconocidos de Hollywood, quienes se negaron a realizar sus vestidos para las alfombras rojas en más de una ocasión, lo que la motivó a crear su propia marca de ropa, con diseños para mujeres de toda talla.

Por esta razón tanto McCarthy como Rebel Wilson son mujeres aguerridas dispuestas a romper con los estereotipos de Hollywood respecto al peso, y a que las mujeres no son tan divertidas como los hombres. @mundiario 

Rebel Wilson vuelve a las pantallas tras perder 35 kilos
Comentarios