Negocios son negocios: una sátira sobre la corrupción disponible en Netflix

Imagen oficial de The King of Stonks. / Netflix
Imagen oficial de The King of Stonks. / Netflix

Lavado de dinero, defraudación de socios y acusaciones de pornografía ¿hasta donde llegaría alguien por un poco de dinero? The King of Stonks tiene la respuesta.

Negocios son negocios: una sátira sobre la corrupción disponible en Netflix

Si estás buscando un programa alocado y fuera de lo común, Negocios son negocios es para ti, ya que esta tragicomedia de 2022 literalmente lo tiene todo, suspenso, crimen, drama y comedia, lo que demuestra que las producciones alemanas son bastante ambiciosas. La serie muestra hasta dónde está dispuesto a llegar un empresario para tener éxito y fortuna, cuya historia podrás descubrir desde el 6 de julio de 2022.

Todo comienza con Felix Armand, un genio de las finanzas que vive desesperado por triunfar con su empresa emergente, ya que tiene un pensamiento constante: hasta que llegue a la cima será un humano decente. A fin de cuentas pareciera que lo logrará fácilmente, ya que es la mente maestra detrás de la empresa digital financiera, también llamada FinTech, más exitosa de todos los tiempos: CableCash AG.   

A pesar de sus logros todo está por cambiar, ya que durante la oferta inicial comienzan a relucir las palabras: lavado de dinero, decepción de inversores, pornografía digital. Como es de esperarse, se encuentra en medio del ojo del huracán, y Felix debe hacerse cargo de la prensa y la política, lo que será una verdadera odisea, ya que no logra manipularlos para ponerlos a unos en contra de otros. ¿Cómo logrará salir de esta? 

Elenco y producción

The King of Stonks, título original de la serie, es creada por Philipp Kässbohrer y Matthias Murmann, quienes ya habían trabajado juntos previamente en Cómo vender drogas online (rápido). En cuanto al cast de la serie, está conformado por Wilson Gonzales (The Nightmare), Matthias Brandt (Dark Woods), Nino Porzio (La cara oculta de la luna), Rouven David Israel (Radio Heimat),  y Thomas Schubert (Windstill). @mundiario 

Negocios son negocios: una sátira sobre la corrupción disponible en Netflix
Comentarios