Mi boda con un fantasma: predecible y divertidamente conmovedora

Mi boda con un fantasma. / Netflix
Mi boda con un fantasma. / Netflix
Llegando a la recta final de febrero decidimos traer de recomendación Mi boda con un fantasma, una película de temática sobrenatural y LGBT.
Mi boda con un fantasma: predecible y divertidamente conmovedora

Llegando a la recta final de febrero decidimos traer de recomendación Mi boda con un fantasma, una película de temática sobrenatural y LGBT que sigue a un policía homófobo, que por azares del destino un día recoge un sobre rojo en la calle lo que tradicionalmente le lleva a ser casado con un hombre fantasma.

Así, para poder librarse de él, debe encontrar al asesino del chico además de cumplir sus últimas voluntades para que puede renacer.

Opinión sin spoilers

Hay que decir que la película sabe enganchar a la audiencia a la que va dirigida, porque muestran una escena semi erótica que pronto termina siendo una mofa, y aunque los primeros 15 o 20 minutos prácticamente no sirven más que para denotar que el protagonista es homófobo y tiene una actitud bastante pesada incluso entre sus compañeros de trabajo.

Brincado ese bache, la química entre la dupla protagónica es más que perfecta para una historia disparatada, que encima sorprende al no tener escenas sexuales en exceso a diferencia de otras producciones LGBT; en cambio se busca seguir una trama coherente que se toma la liberta de no tomarse a sí misma en serio.


Resulta agrable ver que en diversas secuencias se profundiza en temas como la discriminación y lo compleja que puede ser la vida de ciertas personas pertenecientes a la comunidad queer. Sin embargo, eso queda de manera acertada en un segundo plano para centrarse en la temática de la mafia, y pese a que tiene algunas escenas de combate interesantes a nivel visual, el plot twist se vende como algo magnífico pero es predecible desde los primeros 30 minutos de la cinta, por lo que carece de sentido.

En conclusión

En general no me parece que sea una película sobresaliente, tiene actuaciones dudosas, pero es entretenida en general y se le aplaude el hecho de que evade diversos clichés de la producciones LGBT, y cierra de una manera que resuena mentalmente por un buen rato.

Si te han dado ganas de ver este filme, lo puedes encontrar de manera exclusiva en Netflix. @mundiario

Comentarios