Cómo elegir freidor eléctrico para tu negocio

Freidora.
Freidora.
Cuando quieras comprar un freidor eléctrico, debes tener en cuenta qué cantidad de aceite puede almacenar y, por tanto, cuánta es la producción máxima que puede alcanzar.
Cómo elegir freidor eléctrico para tu negocio

Muchos negocios de hotelería necesitan elegir una freidora, y en el momento de elegirla es importante parar y comprender todas nuestras necesidades antes de decidirnos. El volumen de trabajo, los litros de capacidad o algunas de las tecnologías incluidas pueden decantar la balanza entre un modelo u otro.

Hoy queremos darte algunos consejos para que tengas todas la información posible a la hora de comprar un freidor eléctrico. Lo que sí te recomendamos es que equipes tu cocina industrial con la mejor calidad posible, solo así podrás ofrecer un producto excelente a tus clientes.

Claves para elegir el mejor freidor eléctrico industrial

Tipos de freidoras

Aunque existan modelos de freidoras que pueden ser de gas, nosotros hoy nos centraremos en las eléctricas. Sea como fuere, todas funcionan calentando aceite hasta un punto concreto, que permita el cocinado de los alientos para conferirles un sabor increíble y una textura muy concreta. Podemos diferenciarlas según su calidad

  • Freidoras económicas: Dentro de los freidores eléctricos industriales, se trata de la gama más baja, con los aspectos básicos para la cocina. Habrá tecnología algo más atrasada, sin conseguir algunas de las características más modernas o sin los accesorios más innovadores. No suelen ser freidoras programables ni automáticas.
  • Freidoras de rango medio: Dentro de este rango se encuentras máquinas algo más potentes, que pueden alcanzar la temperatura más rápidamente y recuperarla antes, además de ser más precisas a la hora de controlarla. Podrás conseguir así una mayor producción, pero no es habitual contar con tecnología programable u otras características.
  • Freidoras premium: Aquí ya hablamos de lo mejor del mercado. Modelos como los ofrecidos por Inblan te permiten un control absoluto de la temperatura, su programación, una filtración de residuos óptima y otros elementos automáticos. Son una increíble inversión que te ayudarán a alargar su vida útil, la calidad del aceite y conseguir un funcionamiento eficiente de tu cocina.

Capacidad de trabajo

Cuando quieras comprar un freidor eléctrico, debes tener en cuenta qué cantidad de aceite puede almacenar y, por tanto, cuánta es la producción máxima que puede alcanzar. Para hacer los cálculos, se estima que en una hora puede freírse tanto producto como la capacidad multiplicada por 1’5 o 2 veces.

Por supuesto, debes tener en cuenta que no todos los productos funcionan igual en el aceite ni se comienzan a freír de la misma manera. Según su grosor, su reacción a la temperatura u otros factores, puede que debas plantearte incorporar una freidora que incorpore varias unidades, lo que se conoce como baterías de freidoras.

Facilidad en tareas de limpieza

No podemos dejar de lado un factor tan importante como este, ya que es algo que tendrás que realizar muy a menudo. Dependiendo del uso que le des, los accesorios que incluya o los sistemas propios, tendrás que mantener una rutina para cambiar el aceite y limpiar cualquier sedimento que pueda entorpecer su trabajo.

Controles

Una freidora, especialmente si es de alta gama y tiene mucho que ofrecer, debe ser sencilla a la hora de utilizarla. Las freidoras más básicas apenas tendrán un botón de encendido y apagado, con un mando básico de la temperatura. Pero algunas de las mejores del mercado incluyen incluso controles digitales.

Estos te permitirán elegir la temperatura exacta a la que quieres el aceite, incluso puede que añadan temporizadores que te ayuden a optimizar el rendimiento de tu cocina. Pero no te preocupes, en Inblan cuentan con un espacio de formación en el que te darán toda la información necesaria para que manejes a la perfección tu nuevo freidor eléctrico.

Si ya buscas lo mejor para tu negocio, las máquinas más modernas incluyen funciones que te permiten programar algunas funciones, como el apagado automático o la elevación de la cesta cuando se alcance el punto óptimo.

Filtración de residuos y mantenimiento

Más allá de que elijas un freidor eléctrico u otro, a todos tendrás que realizarle un mantenimiento adecuado para que te dure mucho tiempo. Esto hará que tu inversión se alargue lo máximo posible, uno de los consejos para autónomos más importantes a la hora de adquirir maquinaria para tu negocio.

Un correcto mantenimiento hará que tu aceite dure más tiempo, lo que supone que gastarás menos aceite y los alimentos de cocinarán mejor. También es recomendable filtrar el aceite, al menos, una vez al día o más según tu volumen de trabajo. Por lo tanto, si el modelo elegido cuenta con un sistema de filtrado propio, te facilitará la tarea.

Accesorios disponibles y servicio postventa

Por último, antes de comprar un freidor eléctrico es interesante conocer qué más puedes adquirir para ese modelo. Muchas de ellas permiten incorporar protectores de cristal de diferentes medidas, tubos y tapones de vaciado u otros complementos que te permitirán trabajar de la manera más cómoda y ofrecer los mejores servicios a tus clientes.

Tampoco dejes de lado la atención al cliente que puede brindarte el proveedor.

Cómo elegir freidor eléctrico para tu negocio
Comentarios