Las coberturas que no deben de faltar en tu seguro si viajas en coche al extranjero

Un vehículo de viaje por carretera. / RR SS.
Un vehículo de viaje por carretera. / RR SS.
Una que muchas veces pasamos por alto es la rotura de cristales: en España esta cobertura garantiza el pago de una prima al Consorcio de Compensación de Riesgos ante casos como granizada o fenómenos meteorológicos. 
Las coberturas que no deben de faltar en tu seguro si viajas en coche al extranjero

En estas vacaciones, que muchos españoles están utilizando para viajar al extranjero en coche, me gustaría aconsejar sobre un artículo publicado por el Colegio de Mediadores de Seguros de Málaga, sobre las 5 coberturas que no deben de faltar en tu seguro del coche.

La primera por supuesto, es la que se les viene a todos a la cabeza, que sería: la asistencia en viaje, ya que, dependiendo de la aseguradora, nos podemos encontrar con una limitación en los kilómetros, o bien una asistencia en viaje ilimitada, con cobertura por vehículo de sustitución, bien por avería o por accidente; esta póliza se puede contratar individualmente, por un precio aproximado de 30 € al año, pudiendo ser complementaria la póliza principal del coche.

En cualquier caso, debemos de revisar esta cobertura de asistencia en viaje, recogida en todas las pólizas de seguros, normalmente contratadas, -ojo con las realizadas por internet por el propio cliente-, si tiene algún tipo de limitación, así como los límites máximos a cubrir en el extranjero.

Por supuesto, todas las pólizas del seguro del automóvil incluyen la cobertura de responsabilidad civil obligatoria para daños a terceros en todos los países de la Unión Europea, al igual que para el resto de países que pertenecen al convenio multilateral de garantías. 

Respecto a la asistencia deben de cubrir la repatriación o regreso a su domicilio habitual de los asegurados, quienes son los más importantes, independientemente del vehículo.

Otra cobertura sería la de accidentes para el conductor, ya que el seguro obligatorio, cubre a todos los que vayan en el coche, exceptuando el propio conductor, quien tiene un seguro específico (ocupantes) en caso de fallecimiento o invalidez y debemos de fijarnos en los capitales garantizados a tal efecto.

Una cobertura que muchas veces pasamos por alto es la rotura de cristales, en España esta cobertura garantiza el pago de una prima al Consorcio de Compensación de Riesgos, de forma que, en caso de granizada o fenómenos meteorológicos, cubiertos por el Consorcio, van a ser abonados por el mismo, si tenemos esta cobertura contratada. Pero en el extranjero nos puede suponer un problema, que se solventa a través de empresas concertadas por la propia compañía en el extranjero, quienes repondrán la luna o cristal fracturado de nuestro coche.

Así mismo hay una cobertura que normalmente el público no suele pedir, pero es más que interesante, como es la colisión con especies cinegéticas si vamos a viajar a zonas rurales, por el extranjero; como es lógico cubre en caso de una colisión con este tipo de animales. Si ocurre siempre es bueno sacar fotos del siniestro, independientemente de que la autoridad competente, del país donde nos encontremos, levante un informe o atestado que podamos utilizar para nuestra compañía de seguros.

En cualquier caso, si tenemos un problema o siniestro, siempre contamos con un teléfono específico de asistencia en viaje en el extranjero, que nuestra compañía de seguros nos facilita en el mismo contrato y que debemos de tener presente si vamos a salir de España para en caso de necesidad ponernos rápidamente contacto con ellos, que resolverán no solamente un siniestro, sino las dudas que podamos tener a lo largo del viaje.

Hay que recordar que la declaración amistosa de accidentes es un documento internacional, el famoso papel azul y amarillo, que llevan todas las pólizas para declarar los siniestros y que debemos de rellenar en caso de que lo haya, lo más completo posible, con todos los datos que consideremos necesarios. Esta declaración nos sirve tanto para la colisión con otro vehículo, como con más implicados, así como para poder declarar un parte de siniestro por daños propios, a la propia compañía de seguros que nos facilita varias vías de comunicación, normalmente a través del propio corredor de seguros o agente de la propia compañía.

Hay que destacar que, aunque tengamos contratado un seguro con la compañía que sea, podemos realizar modificaciones del contrato para aumentar capitales del seguro de accidentes, aumentar la asistencia en viaje o incluir coberturas que en un momento dado veamos interesantes, a lo largo del año que dura el contrato, ya que los seguros son anuales renovables, con independencia de la forma de pago que tengamos.

Aparte hay que informarse del país que vayamos a visitar, ya que nos pueden pedir la Carta Verde, de validez internacional, que nos otorga cobertura de seguro y que es fácilmente reconocible. En caso de no tenerla, o pérdida de la misma se puede solicitar al algente o corredor de seguros un duplicado sin coste, para el asegurado. @mundiario 

Las coberturas que no deben de faltar en tu seguro si viajas en coche al extranjero
Comentarios