Valladolid, ciudad de reyes, escritores y un gran incendio

Academia de caballería en Valladolid. / Nomadas ocasionales
Academia de caballería en Valladolid. / Nomadas ocasionales

Valladolid está marcada por el nacimiento de Felipe II, por la presencia de Miguel de Cervantes, Juan de Juni y Gregorio Fernández pero también por el gran incendio de 1561.

Valladolid, ciudad de reyes, escritores y un gran incendio

Valladolid está marcada por el nacimiento de Felipe II, por la presencia de Miguel de Cervantes, Juan de Juni y Gregorio Fernández pero también por el gran incendio de 1561. ¿Cómo visitar esta ciudad?

Te recomendamos comenzar en el Palacio de los Vivero, donde los Reyes Católicos contrajeron matrimonio, para después acercarnos hasta la parroquia de Santa María Magdalena y observar su imponente fachada.

Desde aquí ya divisaremos la Casa de Colón y a tiro de piedra nos queda el sorprendente Palacio de Santa Cruz, de estilo renacentista. ¿Sabías que aquí, en el Palacio de Santa Cruz, puedes visitar el Museo de Arte Africano? Transportados ya a otra época, nos dirigimos por la calle de la Librería hasta la Fachada de la Universidad para terminar irremediablemente ante la Catedral de Valladolid y la iglesia de Santa María la Antigua.

Fachada de la universidad de Valladolid. / Nómadas ocasionales

Fachada de la universidad de Valladolid. / Nómadas ocasionales

Iglesia de La Antigua, Valladolid. / Nomadas Ocasionales

Iglesia de La Antigua, Valladolid. / Nomadas Ocasionales

Descansa, toma un ribera y un pincho y nos vamos hasta la época modernista adentrándonos en el Pasaje Gutierrez.

Pasaje Gutiérrez, Valladolid. / Nomadas ocasionales

Pasaje Gutiérrez, Valladolid. / Nomadas ocasionales

Desde la Plaza de la Fuente Dorada, recorremos la bajada de la Libertad para conocer el Teatro Calderón, la Iglesia de las Angustias y llegar al Palacio de Pimentel. Si todavía no te ha impresionado nuestra ciudad, prepárate porque estás junto a la fachada de la iglesia de San Pablo y, sobre todo, el Colegio de San Gregorio, actual Museo Nacional de Escultura.

Iglesia de San Pablo, Valladolid. / Fernandopascullo en Wikipedia

Iglesia de San Pablo, Valladolid. / Fernandopascullo en Wikipedia

Seguros de que has sido víctima del síndrome de Stendhal, camina tranquilamente hasta la calle de las Platerías. Aquí se originó el famoso incendio de 1561 que arrasó en 48 horas más de 400 viviendas y propició la creación del Cuerpo de Bomberos de la ciudad. Si miras al fondo, estarás viendo la Iglesia de la Vera Cruz. Es un milagro que la estés observando pues ha sobrevivido milagrosamente hasta hoy a dos planes de derribo.

Si vuelves sobre tus pasos y caminas un poco, llegarás a la Plaza de la Rinconada y la fachada trasera del Ayuntamiento. Entra en la Plaza Mayor ¿te recuerda a la de Madrid? ¡lógico, está inspirada en la Plaza Mayor de Valladolid!

Plaza Mayor de Valladolid. / Nomadas ocasionales

Plaza Mayor de Valladolid. / Nomadas ocasionales

A través de la calle Santiago llegarás hasta la Plaza de Zorrilla donde podrás hacerte una foto en la fuente, con la Academia de Caballería al fondo, relajarte en el Campo Grande y pasear por la Acera de Recoletos.

Acera Recoletos, Valladolid. / Nomadas ocasionales

Acera Recoletos, Valladolid. / Nomadas ocasionales

Por último, toma la calle Miguel Íscar, y visita la Casa Museo de Cervantes para terminar en la Plaza de España junto a la Bola del Mundo, ese mundo que vamos a tratar de enseñarte aquí, desde Nómadas Ocasionales. @NomadasO en @mundiario

Valladolid, ciudad de reyes, escritores y un gran incendio
Comentarios