Buscar

MUNDIARIO

Los republicanos exigen a Trump que no elimine las visas de trabajadores extranjeros

Lo instan a considerar "el importante papel de los programas de visas temporales de no inmigrante que jugarán un papel clave en la recuperación económica del país".
Los republicanos exigen a Trump que no elimine las visas de trabajadores extranjeros
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump / HispanTV.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump / HispanTV.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

En Estados Unidos, Trump parece no tener voluntad, más que por falta de tiempo, para gestionar una doble crisis que se ha impuesto en la agenda nacional: la sanitaria y la migratoria. Y en medio de un complejo contexto interno en el que el país más rico del mundo registra un déficit de personal médico, la solución sería la importación de trabajadores extranjeros, pero el Gobierno federal lo bloquea y la presión política de los senadores republicanos aumenta proporcionalmente.

Y es que en solo 20 días un grupo de republicanos del Senado enviaron dos cartas al presidente estadounidense Donald Trump. En la primera, recomendaron suspender los programas de visa para trabajadores extranjeros profesionales y no profesionales hasta que termine la pandemia y los estadounidenses recuperen sus empleos, según reseñó la cadena latino-estadounidense Univisión.


Quizás también te interese:

Trump prepara un decreto que limitará aún más las visas de trabajo a extranjeros

Esto implica que, en principio, la clase política alineada en el mismo partido de Trump se oponía a la entrada de extranjeros, pero ha dado un giro de 180 grados en su postura. Ahora lo instan a considerar "el importante papel de los programas de visas temporales de no inmigrante que jugarán un papel clave en la recuperación económica pospandémica en Estados Unidos".

Es decir, la interpretación del ala radical el Partido Republicano se basa ahora en que la mano de obra y el capital humano externo será crucial para la recuperación el tejido socioeconómico, empresarial, financiero y comercial del país una vez que pase la pandemia de la Covid-19 y entre la inevitable 'pandemia de la recesión económica', que el FMI estima en una caída del -5,4% del PIB de EE UU.

Ambos pedidos fueron hechos a través de cartas. La primera fue firmada por los senadores Tom Cotton, Ted Cruz, Charles Grassley y Josh Hawley, todos ellos defensores de la política migratoria de ‘tolerancias cero’ del presidente. La segunda, firmada por nueve republicanos, la encabezan dos cercanos al mandatario, Lindsey Graham y John Cornyn. @mundiario