Paseo fluvial por Berlín

Berlín. / RR SS
Berlín. / RR SS
El Spree​ o Esprea es un río de Alemania que se comunica por medio de canales navegables con el mar Báltico y se ensancha en Berlín formando un puerto fluvial.
Paseo fluvial por Berlín

52º 31' 12" latitud norte. 13º 24' 36" longitud este. Berlín es una ciudad para ser visitada por muchos motivos. Históricos, ya que data del siglo XIII, aunque las guerras mundiales han arrasado toda su historia, dividida incluso por la Guerra Fría y reunificada de nuevo; comerciales, culturales siendo una de las capitales más movidas en este sentido y donde prácticamente se puede encontrar lo que busques, pero según el punto de vista modelista y náutico es un atractivo desconocido.

No tiene costa, pero la han navegado de toda la vida, ya la princesa Sophia, residente del palacio de Charlottenburg, prefería moverse por el río, antes de hacerlo por los polvorientos caminos del reino, a pesar de los modernos carruajes que podían utilizar, me refiero a Berlín, capital alemana, donde más de ciento sesenta y cinco kilómetros de vías fluviales, han sido, son y serán una vía de comunicación, junto con los numerosos lagos que alimentan el flujo de agua, dos de los más importantes son el Wannsee al oeste, entre Berlín y Postdam; y al este el Müggelsee, que son alimentados por sus dos grandes ríos: el Spree y el Havel.

Por sus ríos se han movido desde siempre las grandes cargas, las grandes y pequeñas construcciones han sido terminadas, gracias a los movimientos por el agua, que de sus materiales se hizo, sin perjudicar el tráfico rodado, que por sus carreteras podía seguir su curso. Así, en la gran guerra mundial, el bloqueo de los canales fue fundamental para ayudar a cortar los suministros de la ciudad, sirviendo como suministro constante de agua para el suministro en los incendios, que en los últimos meses fueron constantes, debido a los bombardeos que sufrieron al final del conflicto.

No estamos acostumbrados en España a ver modelos fluviales, por la escasez de ríos navegables que tenemos, sólo el Guadalquivir y el Tajo donde en sus comienzos, allá en Portugal sí se permite la navegación por su calado; embarcaciones como la utilizada en el canal, en Medina de Río Seco, que transportaron grano y materiales en tiempos antiguos de Castilla. Hay que recordar que los ríos han sido vías de comunicación en todo el mundo.

Berlín. / RR SS

Berlín. / RR SS

Pero en Europa son muy comunes, una flota turística pública y privada se mueve a diario por distintas aguas, ya que sigue siendo una vía económica y que no colapsa las actuales terrestres.

En la capital germana no es de otra forma, pero para que todo funcione, una flota especial está en continuo movimiento, remolcadores, pequeñas embarcaciones para el mantenimiento, gabarras para el transporte de todo tipo de maquinaria, escombros, sedimentos, gabarras de excavación, cisternas, empujadores, etc.., hacen que no se pare el tráfico fluvial, hoy en día menor, pero en la antigüedad eran las autovías de hoy en día. Por algo toda la capital de más de tres millones de habitantes, era conocida hasta principios del S. XIX como una zona pantanosa, siendo el eje fundamental de transporte hasta la llegada del ferrocarril, que ha hecho de Berlín una ciudad moderna y que ha creado la gran afición al modelismo que predomina en ella, el ferroviario, que cuenta con infinidad de modelos de todos los estilos, en todas las escalas.

En el modelismo naval de competición, cuentan con varias de las mejores competiciones, normalmente desde mayo a septiembre, cuando el tiempo lo permite, donde cualquier participante puede pilotar, ajustándose a normas algo distintas a las que en España se utilizan y con categorías en función del tipo de embarcación, por ejemplo, en Eco, las que hoy llamamos Multiracing, hay varias en función del peso, longitud y experiencia, no existiendo la Oval 1, ahora Hydro 3.

Hay páginas en Internet donde se pueden localizar planos de este tipo de embarcaciones, de cualquier manera, dejo algunas como referencias, donde se pueden sacar las formas necesarias, junto con las medidas reales y podemos convertir las proporciones de nuestro modelo. Son maquetas relativamente sencillas de realizar y con una gran capacidad de adornos, iluminación (más aún hoy con los leds) y hacen de ellos una navegación lenta y relajante, como deben de ser los modelos a escala, teniendo en cuenta que transportan turistas.

Aunque por internet se pueden conseguir planos ya de astilleros reales a los que sólo hay que modificar las medidas para su creación. Y para aquellos aficionados a la náutica comentar que aparte de su feria anual náutica, en la propia capital pueden navegar y ser llevados a bordo de bastantes tipos de barcos, para todas las ocasiones, paseos, cenas, discotecas, taxi / bus, etcétera. @mundiario

Paseo fluvial por Berlín
Comentarios