Buscar

MUNDIARIO

Denuncian que el cierre fronterizo de EE UU con México amenaza las vidas de los inmigrantes

Esto implica que el Estado estadounidense ha aplicado una política de anulación legal de los inmigrantes para eliminar la carga fiscal y administrativa sobre el Gobierno. 
Denuncian que el cierre fronterizo de EE UU con México amenaza las vidas de los inmigrantes
La frontera entre México y EE UU / Univisión.
La frontera entre México y EE UU / Univisión.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La crisis sanitaria y ahora social que sacude a Estados Unidos con la oleada de protestas desatada por el asesinato de un joven negro se exacerba por el descontrol epidemiológico que podría generar ese ciclo de disturbios y tensión social en masa. A ello se le suma la pésima gestión migratoria que, con sesgo político y la intención de un bloqueo administrativo-judicial, el gobierno de Trump trata de vetar la inmigración de forma indefinida hacia el país norteamericano.

Y es que en las primeras seis semanas del cierre de la frontera con México y Canadá para viajes no esenciales, decretado la tercera semana de marzo por el presidente Donald Trump, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) “bloqueó y eliminó (deportó) a al menos 21,000 personas”, según denunció un grupo integrado por más de 250 organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos.

La lista de afectados incluye “probablemente miles de solicitantes de asilo y más de 1,000 Menores No Acompañados (UAC), quienes fueron expulsados a lugares donde corren el riesgo de secuestro, violación y asesinato”, abandonándolos de toda obligación legal”, se lee en una carta dirigida al secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf, y al director del Centro para el Control de las Enfermedades UCDC), Robert R. Redfield, según reseñó la cadena latino-estadounidense Univisión.

Esto implica que el Estado estadounidense ha aplicado una política de anulación legal de los inmigrantes para eliminar la carga fiscal y administrativa que para el equipo de Trump supone la recepción y los trámites migratorios en pleno proceso de pandemia, crisis económica y crisis social. 

El grupo dijo que envió la carta para “objetar el uso de la pandemia del nuevo coronavirus por el gobierno como pretexto para implementar restricciones indefinidas, ilegales y potencialmente mortales en las protecciones humanitarias para solicitantes de asilo y UAC en la frontera sur de Estados Unidos”.

El cierre fue decretado el pasado 20 de marzo por un período de 30 días en respuesta a la batalla contra la pandemia del covid-19. El 20 de abril fue prorrogado de mutuo acuerdo entre los tres países por otros 30 días y el 19 de mayo nuevamente fue extendido por otro período similar de 30 días, pero Estados Unidos dijo que la frontera con México permanecerá cerrada indefinidamente para viajes no esenciales.

De esta forma, EE UU se aísla y aplica un proteccionismo fronterizo que podría caerle como anillo al dedo a Trump para aplicar su política de proteccionismo comercial y económico con Canadá y México como pretexto para garantizar las cadenas de suministro internas lejos del mercado global y así acelerar la reversión del ciclo de recesión que azota a la primera economía del mundo. @mundiario