Buscar

MUNDIARIO

Cinco mitos y verdades sobre las famosas aerolíneas de bajo costo

Alrededor de estas compañías se esparcen rumores sobre su seguridad y la veracidad de sus precios. A continuación exploramos algunos de ellos.

Cinco mitos y verdades sobre las famosas aerolíneas de bajo costo
Aeronave de Ryanair. / Archivo
Aeronave de Ryanair. / Archivo

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Lifestyle y Motor en @mundiario

Las aerolíneas de bajo costo se han popularizado en los últimos años con la irrupción de grandes marcas como Ryanair. Alrededor de estas líneas hay varios mitos que habrán nacido probablemente de clientes insatisfechos. ¿Cuáles son solamente mitos y cuáles sí son hechos comprobados?

1. Son verdaderamente mucho más baratas

Pues sí, por algo son low cost. Eso sí, usualmente las aerolíneas tradicionales lanzan promociones a principios de cada mes para rebajar sus precios o incluso si se compra el boleto con tres o más meses de anticipación éste terminará siendo igualmente accesible. Pero volviendo a lo del precio de las aerolíneas que nos ocupan, sí, los precios son bajos sin necesidad de esperar promociones o anticiparse en la compra.

2. No hacen promociones

Y sí, imaginen dar un boleto a un precio lo suficientemente bajo para entrar en esta categoría pues lo más lógico es que ya no se hagan promociones pues sería imposible sacar rentabilidad de cada pasajero aun si luego cobran hasta el oxígeno que respira.

3. Son inseguras

Mito. No son forzosamente aeronaves cómodas, pues son angostas y usualmente van llenas con cada asiento ocupada, pero inseguras, lo que se dice inseguras no. O cuando menos, no lo van a ser más que un avión de alguna aerolínea tradicional. De todas formas, en los más recientes accidentes aéreos no ha sucedido ninguno en algún avión de estas líneas económicas.

4. No hay servicios de compensación o resarcimiento

Blogs especializados en viajes aseguran que al momento de dificultades, esta gente no se hace responsable de nada. No reponen equipaje perdido ni tampoco se inmutan por retrasos en partidas o llegadas ni cancelaciones.

5. Salen únicamente de aeropuertos lejanos

Mayormente verdadero, aunque hay excepciones. La mayoría de aerolíneas de bajo costo despegan y aterrizan en aeropuertos, por llamarlos de alguna manera, secundarios, es decir no en los que aterrizan las grandes aerolíneas tradicionales. Esto ayuda a minimizar los costos y bajar los precios para los clientes. @mundiario