Mallorca: 9 lugares que no puedes perderte

Mallorca. / Attila Marosi en Pexels.
Mallorca. / Attila Marosi en Pexels.

¿Vas a ir de vacaciones a Mallorca? Conoce los mejores lugares en Mallorca para no perderte nada de esta preciosa isla, y aprovechar al máximo tu tiempo.

Mallorca: 9 lugares que no puedes perderte

Nos vamos de viaje a Mallorca, llamado a ser uno de los destinos turísticos más populares el próximo verano. Y es que en Mallorca hay mucho por ver y hacer. No sólo son sus maravillosas playas y calas, también ofrece una rica gastronomía, planes culturales, rutas de senderismo y mucho más. Estos son algunos de los mejores lugares que no puedes dejar de visitar en unas vacaciones en Mallorca.

La isla de Cabrera

El archipiélago de Cabrera es el único parque nacional de las islas Baleares. El Parque nacional está formado por la isla principal de Cabrera, Cabrera Gran, la isla desde Conills y una quincena de islotes pequeños, más las aguas de su entorno. La única manera de poder llegar a la isla es en barco, ya sea en una excursión organizada o alquilando un barco (y obteniendo el permiso para fondear en la isla.

La empresa de excursiones Click-mallorca ofrece desde abril a octubre excursiones en barco a Cabrera. Son apenas 35 minutos que se tardan en llegar a la isla. Una vez allí, hay numerosas opciones para disfrutar de tan mágico lugar. Se puede optar por una ruta de senderismo, por relajarse en alguna de sus playas vírgenes o por conocer su rico patrimonio con su castillo, museo y yacimientos. En el itinerario de regreso, se incluye una parada en la cueva azul, donde se dispone de tiempo para darse un baño en sus aguas.

Rutas de senderismo al castillo de Alaró

En Mallorca hay una gran cantidad de rutas para los amantes del senderismo. Una de las mejores rutas de senderismo es la que nos lleva hasta el antiguo castillo de Alaro. Desde su cima, a 800 metros de altura, podrás deleitarte con unas asombrosas vistas del interior de la isla y de parte de la Sierra de Tramuntana. Todo ello, sin dejar pasar la oportunidad de explorar los restos de este antiguo castillo, y visitar el antiguo oratorio.

Lo que hace esta ruta de senderismo tan especial es que se puede combinar con una comida típicamente mallorquina en el Restaurant Es Verger. Desde allí, podemos empezar la ruta de ascensión al castillo, y ser nuestro punto final de la ruta. En el restaurante ofrecen paltos típicos de la cocina mallorquina elaborados como antaño, y muchos de ellos en horno de leña. Te recomendamos empezar con un frito mallorquín y unos caracoles, y continuar con lechona o cordero al horno de leña.

La Sierra de Tramuntana

En la parte oeste de Mallorca encontramos la Sierra de Tramuntana, que esconde algunos de los paisajes más bonitos de la isla. Te recomendamos una ruta desde Andratx hasta Soller. Cerca de Andratx, tenemos una zona menos conocida con los pueblos de Estellencs y Banyalbufar. En este último pueblo, puedes optar por darte un chapuzón en su cala que tiene una cascada de agua dulce. Después, puedes visitar el pueblo de Valldemossa, uno de los más bonitos de Mallorca.

Continúa visitando el pueblo de Deia, y sube hasta la Iglesia para ver algunas de las mejores vistas. El mirador de Sa Foradada es otro de los sitios que no puedes perderte. La siguiente parada es el valle de Soller, donde puedes empezar visitando su pueblo, para después coger el tranvía hasta su puerto. A lo largo del paseo marítimo hay numerosos buenos restaurantes de pescado, donde puedes comer. Al atardecer es cuando más tranquilo está, ideal para disfrutar de su tranquilidad y de la puesta de sol, mientras tomas un gin tonic al lado del mar.

Puedes terminar con la visita al monasterio de Lluc, centro espiritual de Mallorca. Son muchas las cosas que puedes hacer en Lluc. Hay numerosas rutas de senderismo, de diferente dificultad. Puedes visitar el renovado jardín botánico, o escuchar la escolanía de los Blauets cantar en el servicio religioso de las 13.00. Incluso puedes optar por alojarte en su hospedería.

Faro de Formentor

El faro de Formentor es uno de esos lugares mágicos, que tiene un especial encanto. Posiblemente sea su estrecha y complicada carretera, o tal vez esas fantásticas vistas con el azul del mediterráneo. O su atardecer, uno de los mejores en Mallorca.

Desgraciadamente ese encanto, se ha traducido en popularidad, hasta el punto de que ya se habla de nuevas restricciones al tráfico en 2022. Debemos recordar, que, desde el 15 de mayo al 15 de septiembre, de 10 a 19 horas, sólo se puede acceder al faro en bus lanzadera. La visita se puede combinar con una parada en alguna de las calas de la zona, ya sea Cala Figuera o Cala Murta. Se trata de calas salvajes, aisladas y totalmente vírgenes. Si visitas la isla en primavera, combínalo con una ruta de senderismo a la montaña del Fumat, y conocerás el antiguo camino que llevaba al faro.

La cala del Coll Baix

Hay más de 200 calas en Mallorca, y muchas de ellas son espectaculares y dignas de visitar. Sirva sólo cómo ejemplo, Es Calo des Moro. En 2021, tiempos de covid y aforos limitados, en temporada alta debías esperar más de dos horas para poder visitarla. Es lo que Instagram y otras redes sociales ha provocado. En este caso, te vamos a recomendar otra cala, que es igual de espectacular y no tan conocida (de momento). Y decimos “de momento”, porque ya en 2021 la guía de viajes Lonely Planet la recomendaba cómo una de las mejores playas de Europa.

La playa del Coll Baix está situada en la zona norte de la isla, cerca del precioso pueblo de Alcudia. Para llegar a ella, deberás coger un camino de tierra, hasta llegar a una cadena, donde hay espacio para aparcar. Ahora te quedará un camino de unos 25 minutos, a través de un sendero y luego sobre las rocas. Encajada entre altas montañas, parece un anfiteatro. Es una playa de pequeñas piedras, donde el agua enseguida te cubre. Todo ello no le quita ni un ápice de encanto. Recuerda llevar contigo agua y comida, porque no encontrarás ningún tipo de servicios en el Coll Baix.

Las Cuevas del Drach

Las cuevas del Drach en Porto Cristo son de largo las cuevas más bonitas de la isla. Todas las guías de viaje te las recomiendan. Abren todo el año, y ofrecen una visita por su interior. El recorrido a través de las cuevas te lleva por diferentes salas en las que vas encontrando diferentes formaciones rocosas y lagos. El itinerario recorre unos 900 metros, y termina en el lago Martel. El lago Martel es uno de los lagos subterráneos más grandes de Europa, y allí se celebra un espectáculo de luces, un concierto de música y un pequeño paseo en barco. La visita dura aproximadamente 90 minutos.

Te recomendamos combinar la excursión a las Cuevas del Drach con la visita a Porto Cristo. Originalmente era un puerto pesquero, que, con el avance del turismo, se ha ido convirtiendo en un pequeño centro turístico y residencial. Su playa de arena fina y blanca es ideal para un día de playa y relax. Desde su puerto, salen diferentes excursiones en barco por la costa para descubrir lugares cómo Cala Varques, la Cova des Coloms y otras calas vírgenes.

Binissalem, zona de vinos

Los amantes de la gastronomía, y en concreto de los vinos, no pueden dejar pasar la oportunidad de visitar el pueblo y los alrededores de Binissalem. Se trata de la primera denominación de origen de vinos creada en Mallorca, y en ella podemos encontrar numerosas bodegas. La visita puede empezar en el pueblo, dando un paseo por su plaza y calles adyacentes, y desde allí llegar a alguna de sus bodegas. Alí, puedes probar los vinos elaborados con Premsal Blanc y Mantonegro, dos de las variedades típicas de esta zona.

Puedes después dar un paseo por los alrededores del pueblo, y llegar al pequeño pueblo de Biniali o la aldea de Biniagual. En el trayecto podrás disfrutar del paisaje de viñas, y ver el suelo de call Vermell (arcilla roja) tan típico de este lugar. En ambas localidades encontrarás bodegas. Si buscas algún lugar donde comer, te recomendamos la cocina tradicional de Can Arabí en Binissalem, y probar los típicos “fideus de vermar”.

Alcudia

Recientemente elegido cómo uno de los pueblos más bonitos de España. Alcudia ha hecho un gran esfuerzo en los últimos años para ampliar su oferta cultural y de actividades, que complementa a la perfección con una de las mejores playas de la isla. Estamos en uno de los municipios turísticos más importantes de la isla, con gran presencia de hoteles. La lista de actividades y cosas que hacer en Alcudia es interminable. Desde su puerto, hay una gran cantidad de excursiones en barco y catamarán, e incluso la opción de avistamiento de delfines.

Los amantes de la cultura disfrutarán en el pueblo de Alcudia, paseando por sus murallas, conociendo la iglesia y su museo o recorriendo las antiguas ruinas romanas de Pollentia, pues así se llamaba Alcudia en tiempos de los romanos. Los amantes de la naturaleza tienen diferentes rutas en bicicleta, a pie o de nordic walking en las montañas de la Victoria o en la Albufereta de Alcudia. Sin olvidar, que se celebran diferentes acontecimientos deportivos a lo largo del año: triatlones, Trail run, dos Ironman o carreras de ciclismo.

Sa Calobra

El constructor de la carretera a la Calobra, dijo que era un lugar “en medio de la nada”. Y es que, de hecho, la carretera lleva únicamente allí, justo en La Calobra es donde termina. En plena Sierra de Tramuntana, y en el lugar donde desemboca el torrente más espectacular de Mallorca. Sa Calobra es uno de los lugares más bonitos de Mallorca.

Desde su puerto, podemos acercarnos andando a ver la desembocadura del torrente de Pareis, que con sus altas paredes termina en una minúscula playa de guijarros. Una de las recomendaciones es llegar en barco desde Puerto de Soller, para disfrutar del paisaje de esta parte del litoral de la isla. Quizás el único inconveniente son los prohibitivos precios de los restaurantes, pero es lo que tiene el ser un lugar tan aislado.

Mallorca: 9 lugares que no puedes perderte
Comentarios