Buscar

MUNDIARIO

Cinco lugares únicos de Galicia que debes conocer

Galicia es agua, es tierra, es viento. También es arte, historia, leyenda.

Cinco lugares únicos de Galicia que debes conocer
Castro de Santa Trega. / Turismo de Galicia
Castro de Santa Trega. / Turismo de Galicia

Galicia está llena de lugares únicos que no dejan indiferentes a nadie. Hay maravillas naturales como las Illas Cíes o los acantilados de Vixía Herbeira, monumentos Patrimonio da Humanidade, como la Muralla de Lugo, la Torre de Hércules o el Camino de Santiago y su Casco Antiguo, por su belleza arquitectónica y paisajística, como la Ribeira Sacra o el Ferrol de la Ilustración, y otros lugares no menos especiales por su valor mitológico e histórico como el Cabo Fisterra o el Castro de Santa Trega.

A continuación, algunos de estos lugares:

1. Ribeira Sacra: allí se encuentra la mayor concentración de construcciones religiosas de estilo románico en Europa. La Ribeira Sacra es una tierra marcada por los ríos Miño y Sil que, a su paso entre las montañas, van moldeando su hermoso paisaje. Todo esto, unido a la fe y a la espiritualidad que aún envuelve los numerosos conventos diseminados por estas tierras, hace de este rincón de Galicia una apuesta segura para los sentidos.

2. Muralla de Lugo: es el ejemplo que mejor sobrevive de todas las fortificaciones militares romanas. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un ejemplo excepcional del tipo de construcción que ilustra varios periodos significativos de la historia humana. Desde sus orígenes romanos, pasando por la época medieval hasta el innovador y revolucionario siglo XIX, conforma un monumento singular que da prueba de las distintas facetas de la evolución de una ciudad como Lugo, que es, en sí misma, un importante conjunto histórico-artístico desde la original Lucus Augusti.

3. Torre de Hércules: se trata del faro más antiguo del mundo -de origen romano- en funcionamento, lo que le ha valido la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El Farum Brigantium fue construido por el Imperio Romano a finales del siglo I o a principios del siglo siguiente. Situado en la entrada del porto da Coruña, este monumental faro fue diseñado para facilitar la navegación a lo largo de la recortada costa galaica, un punto estratégico en la ruta marítima que unía el Mediterráneo con el noroeste de Europa.

4. Castro de Santa Trega: en el ayuntamiento de A Guarda se encuentra el castro de Santa Trega. Desde él, se puede obtener la “mejor panorámica castreña entre dos países”. Como no puede ser de otra manera, las vistas desde allí son inmejorables: Galicia, capitaneada por el puerto de A Guarda, el poderoso océano Atlántico y la vecina costa portuguesa conforman el horizonte.

5. Santiago de Compostela: destino de peregrinación de la cristiandad desde el siglo IX. Desde las aguas del mar Báltico y del mar del Norte, miles de peregrinos caminaron hasta el santuario gallego y portaron la concha de vieira a lo largo de todos los caminos de Santiago, verdaderos caminos de fe. A todo ello hay que sumarle que, tanto durante el período románico como durante el barroco, el santuario de Santiago de Compostela ejerció una influencia decisiva sobre el desarrollo de la arquitectura, no solo en Galicia sino también en el norte de la Península Ibérica. @mundiario