Luanco, en Asturias

centro de Luanco
Centro de Luanco.
Es cabeza del Concejo de Gozón y, como todos los pueblos costeros, marinero, si bien hoy en día  es el turismo su principal fuente de ingresos.
Luanco, en Asturias

Protegida del Mar Cantábrico, se encuentra la población de Luanco, un lugar, como toda Asturias, para conocer y disfrutar si es posible a pie. Es cabeza del Concejo de Gozón, ha sido siempre, como todos los pueblos costeros marinero, hoy en día sustituido por el turismo como fuente de ingresos. Fue el lugar elegido para albergar el Museo Marítimo de Asturias, del que haremos referencia en otro artículo, por su interés de todo tipo, con maquetas, utensilios de todo tipo y hasta la cabina de un pequeño pesquero, para el disfrute de grandes y pequeños, que pueden ver in situ, todo aquello que podamos haber contado del mar y sus trabajos, de hecho la localidad tiene un origen ballenero. Hay un tipo de malla específico de la zona para la pesca que es conocida como la malla de Luanco, realizada por mujeres a mano.

En poco espacio contiene un ramillete de curiosidades, vistas e historia que merece la pena ver con tranquilidad, una buena ruta es saliendo del mismo Museo, por el Paseo Marítimo, que nos conduce al puerto, desde donde podemos ver la Torre del Reloj; La Iglesia de la Anunciación, que es Monumento Histórico Artístico, al salir continuaremos sin abandonar el paseo por una curva cerrada que nos sorprenderá dando paso a la gran playa del municipio. Llegarse al Cabo Peñas que se encuentra muy cerca de la población es un buen paseo que nos dará idea del municipio.

A modo de guía comentar, que el círculo de esta visita se puede cerrar, internándonos por el centro de nuevo hacia el Museo, pudiendo observar las construcciones típicas asturianas, así como el ambiente que se respira en esta Villa, donde la sidra, el buen pescado y su cocina, harán el resto por aquel que la visite.

Puerto de Luanco

Puerto de Luanco.  / Enrique Vázquez

Para los viajeros comentar que pueden ver la Iglesia de Santa María, así como la Iglesia del Carmen, del s. SVIII, que se encuentra en la Isla del Carmen a la que en momentos de bajamar se puede llegar andando, pero ojo con las mareas, llegado su momento el agua no espera a nadie.  

Sta Maria de Luanco / Enrique Vázquez

Santa María de Luanco, / Enrique Vázquez

La Capilla de San Juan es otro de sus incentivos, cerca de ella la Casa de los Suárez, quienes fueron importadores de vinos y cereales, comercializando salazones y conservas de la tierra para el resto de España y otros puertos del Cantábrico, que les dieron el prestigio y el escudo que pueden ver adosado a su Casa.

No perderse el palacio de los Méndez Pola y no sólo la edificación, sino el conjunto de alrededor que merece la pena, sobre todo a los que quieran inmortalizar su viaje, ya que son singulares y muy característicos de la zona, no lo explico porque cuando vayan lo comprenderán.

Cofradía de Pescadores / Enrique Vázquez

Cofradía de Pescadores. / Enrique Vázquez

Y por último, el reloj que no pasa inadvertido al paseo de los turistas, cuyo edificio fue cárcel, almacén y en su momento hasta polvorín.

Para comer cualquiera de los restaurantes de la zona es aconsejable, todos con precios parecidos. El pescado como es de lógica, es el elemento principal, aconsejo la sardina, caballa y rape, en cualquiera de sus formas, ya que parece mentira, pero para un viajero, ayuda y mucho un estómago contento. Curiosidad: pregunte por las marañuelas, no se les olvide. @mundiario 

Luanco, en Asturias