Buscar

MUNDIARIO

Cinco destinos pequeños, ocultos y económicos para viajar en Europa

Estos pequeños pueblos pasan muy lejos de los radares de viajeros pero eso no quiere decir que no valga la pena conocerlos.

Cinco destinos pequeños, ocultos y económicos para viajar en Europa
Vista aérea de Füssen.
Vista aérea de Füssen.

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Lifestyle y Motor en @mundiario

Conocer Europa es el sueño de muchos viajeros tanto novatos como de amplio recorrido. No obstante, los precios de prácticamente todo en el viejo continente lo hacen inaccesible para muchos. La buena noticia es que hay algunos destinos que puede que sean mucho más discretos que las grandes ciudades como Roma, París o Berlín, pero son dignos de visitar y de marcar el inicio de un viaje memorable:

1. Carcassonne, Francia

Es una ciudad medieval que se erige sobre las antiguas ruinas de una imponente fortaleza romana. Para quienes han ido a Colombia, esta ciudad es algo así como la Cartagena de Indias de Francia, una magnifica edificación amurallada. Su belleza y relevancia es tal que es Patrimonio de la Humanidad según un nombramiento de la ONU. Para los españoles la noticia mejora pues se encuentra al sur del país vecino, por lo que es fácil llegar en coche.

2. Füssen, Alemania

Se encuentra justo a las faldas de los Alpes, pegado al borde con Austria. Esta ciudad es conocida en todo el mundo pero no en sí por ella misma, sino por los magníficos castillos de Neuschwanstein y Hohenschwangau. De ambos probablemente el más famoso es el primero de ellos, que ha decorado infinidad de revistas de viajes y libros sobre Alemania. Puede que la entrada a los castillos sea costosa en transporte y en sí el boleto, pero la ciudad que le rodea es espectacular también y más accesible.

3. Undredal, Noruega

Es un pueblo insignificantemente pequeño. Basta decir que tiene apenas 100 habitantes. No obstante, esta locación, instalada en el municipio de Aurland, es un paraíso para los amantes de la naturaleza y un rincón mágico en donde se encuentran los Fiordos Noruegos, y también es vecino a otros pueblos encantadores como Flam o Bakka. Eso sí, en los últimos años la afluencia de turistas ha aumentado a raíz de los cruceros que tienden a visitar la zona.

4. Gran Canaria, Islas Canarias

Este archipiélago, parte del territorio español, ofrece una amplia cantidad de playas en las que el turista puede disfrutar muchas cosas sin gastar en casi nada, como La Orotava, por ejemplo. Pero si se tiene algo de presupuesto para el viaje, se puede ir también por ejemplo al Parque Arqeuológico Cueva Pintada por un precio de apenas 6 euros (aquellos que ya han ido a Europa entienden lo fabulosamente bajo que es ese precio).

5. Castillo de Bled, Eslovenia

En este caso no es forzosamente una ciudad sino un destino particular. Se trata del Castillo de Bled ubicado en este pequeño país balcánico. Erigido sobre lo alto de un pequeño monte que vigila un pueblo a sus faldas, este castillo tiene un precio de acceso de apenas nueve euros, con lo que también se puede acceder al museo etnográfico y disfrutar vistas incomparables. También se puede visitar el pabellón Belvedere, que cuenta con espectaculares vistas a esta construcción y tomar uno de los caminos que rodean al lago y adentrarse en sí en los bosques que rodean toda la zona. @mundiario