Curiosidades de Málaga: la calle más pequeña de la ciudad

1635097249548
Ancho de la calle en su final. / Enrique Vázquez
Esta calle está dedicada a Don Juan de Málaga, que nacido en nuestra ciudad fue bisnieto de Alix Dordux, aquel que entregó la ciudad a los Reyes Católicos, convirtiéndose al cristianismo para salvarse.
Curiosidades de Málaga: la calle más pequeña de la ciudad

En los capítulos de Curiosidades de Málaga que voy escribiendo poco a poco, quiero dedicar éste a la calle más pequeña que tiene la ciudad: la calle Don Juan de Málaga. Quizás más callejón que calle, al menos en su definición, ya que un callejón es un espacio entre bloques o edificios, donde no pasan vehículos, bicicletas, etc, cosa que ocurre aquí. Pero viene en el callejero como tal y no sólo es visitable, sino que se encuentra en pleno centro de la ciudad, junto a la catedral, separando el Palacio de Villalcázar de Sirga, Conde de Buenavista, hoy Cámara de Comercio del siguiente bloque. Esta ubicada justo al lado del Palacio de la Aduana, hoy Museo Provincial de la ciudad, que acoge al Museo arqueológico y al de Bellas Artes.  

Hay que recordar que Málaga es ya la ciudad de los Museos, por su cantidad, calidad y alternativas en cuanto a temática.

Esta calle está dedicada a Don Juan de Málaga que nacido en nuestra ciudad fue bisnieto de Alix Dordux, aquel que entregó la ciudad a los Reyes Católicos, convirtiéndose al cristianismo para salvarse y a quien los monarcas decidieron que no tuviera que pagar impuestos a la Corona y apellidar a toda su familia “De Málaga” allá por el siglo diecisiete.

Alix Dordux, Fernando De Málaga a partir de ahora, comerciante de profesión, contrajo nupcias con Dña Isabel de Roja, viviendo en el centro en la actual calle Álamos, falleciendo un 5 de abril de 1677, después de haber sido regidor de la ciudad.

Y volviendo a nuestra calle / callejón, forma parte del antiguo entramado de calles de la ciudad, muy cercano al mar. Recordando que el mismo llegaba hasta pocos metros por delante de la misma. De hecho, la transversal se llama Cortina del Muelle, por encontrarse allí los cantiles del muelle, donde desembarcaban los navíos llegados a Málaga, junto a la Catedral y Palacio de la Aduana, frontera entre el agua y la tierra.

Palacio de la Aduana

Palacio de la Aduana. / Enrique Vázquez

Aquellos visitantes que vean el edifico de la Catedral, podrán observan pequeños huecos, así como unas gárgolas en forma de cañones, por donde el agua de lluvia se evacúa. ¿Por qué plantar unos cañones en una Catedral o al menos aparentarlo?

Por lo que estamos hablando, el conjunto de la Catedral era el edificio más grande que se veía desde el mar. Por lo que aparentemente desde lejos parecía fortaleza y aquellos tubos de evacuación fluvial, cañones que defendían la ciudad, por lo que aquellos amigos de lo ajeno que se acercaran (que en aquellos tiempos venían a los saqueos desde el agua) se lo pensarían dos veces antes de intentarlo.

El tamaño de este callejón es el suficiente para pasar una persona casi holgadamente, no dos, en la parte de Cortina del Muelle, llegando a conectar con calle Cañón, precisamente por los “cañones” instalados en la Catedral.

Salida de la calle hacia Cortina del Muelle

Salida de la calle hacia Cortina del Muelle. / Enrique Vázquez

Aquellos visitantes de la ciudad pueden verla en cualquier momento, bien a la entrada o salida del museo o de la misma Catedral. Pero recuerden esta historia y recuerden ponerse de espaldas a esta calle y mirar el frente, todo lo que verán es terreno ganado al mar, para la ciudad, el propio Parque que es también Jardín Botánico, el Paseo de los Curas y el propio Puerto de Málaga. @mundiario

Curiosidades de Málaga: la calle más pequeña de la ciudad
Comentarios