Buscar

MUNDIARIO

Cosas importantes que aprendes cuando te mudas a un país extranjero

¿Alguna vez te preguntaste cómo sería recoger, empacar y mudarte al otro lado del mundo? Aquí te contamos cómo es.

Cosas importantes que aprendes cuando te mudas a un país extranjero
Chica de viaje. / Pexels.com.
Chica de viaje. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

¿Alguna vez te preguntaste cómo sería recoger, empacar y mudarte al otro lado del mundo? Bueno, acabo de hacer eso, y estoy aquí para decir mi verdad sobre la experiencia. Maravilloso, estimulante, fortalecedor e iluminador, al mismo tiempo que alucinante y abrumador, y estaría mintiendo si dijera que no viene sin su cuota de dificultades. Me siento igualmente en paz en nuevos lugares donde las cosas son diferentes e inesperadas, como lo hago en presencia y calidez de las personas que más amo en el mundo. Para mí, es divertido descubrir lugares distantes que me llevan fuera de lo que podría ser una burbuja muy cómoda. Sin embargo, todo es muy bonito hasta que la realidad golpea un poco. 

Al mudarte, situarte en medio de la incertidumbre y la novedad te obliga a reducir la velocidad y confiar en el proceso. Te conviertes en tu propio navegador, dándote crédito ante los desafíos y la imprevisibilidad. Algunos días se sienten simples y avanzan con facilidad, mientras que otros se sienten confusos e imposibles. A medida que la conmoción inicial y la emoción comiencen a calmarse, pasarán momentos de dolor. Incluso puede haber un colapso de proporciones espectaculares. No te preocupes, eso pasa. A veces anhelo la facilidad de la vida diaria en un territorio familiar o la opción de descansar con mi familia. Afortunadamente, esos tiempos vendrán nuevamente. La mayoría de las veces, estarás demasiado perdido en la experiencia de crear tu nueva normalidad para realmente pensarlo.

Mudarse a otro país genera una sensación de independencia que es sólida y satisfactoria

Hay una sensación de orgullo en la construcción de una vida en un país extranjero, no se depende de las redes o lazos existentes, no hay amistades o rutinas ya establecidas. Haz tanto espacio para la frustración y las lágrimas como para los nuevos amigos y la mentalidad abierta. Las cosas inevitablemente se romperán o saldrán mal y tú serás quien haga las cosas bien. Las cosas que alguna vez se sintieron imposibles ya no lo serán. Habrá risas donde alguna vez hubo estrés mientras los desafíos brillan bajo una nueva luz. Tropezarás con almas amables que se sienten como en casa y encontrarán gracia en lo mundano. Las cosas simples como encontrar una conexión con un nuevo amigo o hacer tus compras en el mercado tienen una novedad y extrañeza que simplemente no tienen el mismo peso en casa. Es un logro, y me ha dado la confianza de podría volver a hacerlo otra vez más.

Aférrate al método detrás de tu locura tan fuerte como puedas. Todos tenemos nuestras razones para querer mudarnos a un lugar nuevo y, aunque agregar océanos y otros continentes es más una apuesta, el retorno de la inversión es mucho más. Mudarse a otro país trae consigo una sensación de independencia que es sólida y satisfactoria. Todos somos similares en nuestro núcleo, llevando las mismas esperanzas mientras buscamos las mismas verdades. Pasar tiempo perdiéndose hace que ser encontrado sea una hazaña. ¡Puedes pertenecer a cualquier parte del mundo!   @mundiario