Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero

Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. Nómadas ocasionales
Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. / Nómadas ocasionales

El paisaje nos deja con la boca abierta. El río Tera empieza a encajonarse en su búsqueda de las aguas del Duero. El Tera y el Duero se unen unos pocos kilómetros más abajo, antes de que el segundo inicie su andadura hacia tierras de Portugal.

Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero

Hoy es un día de esos en los que queremos hacer un plan pero no hay nada pensado. Son las tres de la tarde y sentimos el paso del tiempo. Cae minuto a minuto como la gota de un grifo mal cerrado y el ruido en nuestra cabeza es ensordecedor ploc, ploc, ploc. De repente nos acordamos de una ruta planeada hace mucho tiempo y a tan sólo 50 minutos de casa. ¡Es el día de visitar la Cascada de las Pilas en Almaraz de Duero, Zamora!

Nada más llegar, vemos que la ruta de la Cascada de las Pilas se denomina ruta 3 y viene indicada en diversos carteles que encontramos a lo largo del camino. Tras recorrer aproximadamente 2 km desde el pueblo llegamos a una bifurcación: debemos coger el sendero de la izquierda y continuar recto durante 1 km más.

Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. _ Nómadas ocasionales (1)
Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. / Nómadas ocasionales 

El paisaje nos deja con la boca abierta. El río Tera empieza a encajonarse en su búsqueda de las aguas del Duero. El Tera y el Duero se unen unos pocos kilómetros más abajo, antes de que el segundo inicie su andadura hacia tierras de Portugal.

En esta parte de la ruta la senda está en buen estado y nos permite caminar despreocupados. El color verde lo domina todo y hay algún que otro lugar desde donde admirar la belleza de este paisaje.

Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. Nómadas ocasionales
Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. / Nómadas ocasionales

Los restos del antiguo poblado observan nuestros pasos, antiguos barracones y casas de los trabajadores de la mina de estaño que aquí se encontraba. Apenas cuatro pilares en pie aparecen como testigos de su existencia.

justo al lado nos encontramos con la Cascada de las Pilas. Aunque no trae mucho caudal de agua, es realmente bonita y llegar hasta aquí no nos ha costado mucho esfuerzo. Desde este punto tienes dos opciones: Dar la vuelta o continuar y hacer una ruta circular.

Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. _ Nómadas ocasionales
Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero. / Nómadas ocasionales

Nosotros decidimos continuar, subir un poquito para ver todo desde arriba. Lo cierto es que las vistas merecen la pena. Desde la pasarela de cuerda el camino no está muy claro ya que la maleza parece querer ocultarlo, pero poco a poco llegamos a una galería excavada en la roca. La ruta discurre por su interior y el agua nos hace tomar algunas precauciones con los móviles y la cámara. ¿Nos mojaremos los pies?

Tras recorrer los pocos metros de la galería, salimos a un mirador. Tenemos los pies secos y unas vistas privilegiadas de este paraíso en Zamora. Bueno, tras el espectáculo que nos ha ofrecido la Cascada de las Pilas, toca regresar. El camino parece claro… @mundiario

Cascada de las Pilas, Almaraz de Duero
Comentarios