Almagro, donde entrar equivale a frenar el tiempo

Almagro
Una calle de Almagro.
Situado en la provincia de Ciudad Real, en Castilla-La Mancha, en 1972 su casco histórico fue declarado conjunto histórico-artístico.
Almagro, donde entrar equivale a frenar el tiempo

Es cierto que cuando se viaja hay lugares que gustan más o menos, en ocasiones depende del tiempo, de nuestro estado de salud, de las “ganas”. No es lo mismo visitar un lugar en plena lluvia, que hacerlo en un día soleado, con un dolor de pies, que en perfecto estado de salud. Sin embargo, hay un lugar que con quien he hablado ha tenido la misma sensación que yo: entrar en Almagro para cualquier urbanita es frenar el tiempo.

Situado en la provincia de Ciudad Real, en Castilla-La Mancha, en 1972 su casco histórico fue declarado conjunto histórico-artístico.

Se trata de un lugar agradable donde descansar al tiempo que visitar todo su centro histórico fácilmente accesible, con muchos pequeños enclaves donde disfrutar, como en la calle San Agustín, la iglesia de San Agustín del s.XVIII, hoy en día utilizada como espacio de exposiciones, una iglesia del barroco, fundada por la familia Figueroa y de la que se mantiene solamente la iglesia, aunque en su momento hubo un convento, cuyo centro era San Agustín, la eucaristía y la Virgen.

Plaza Mayor de Almagro.

Plaza Mayor de Almagro.

En su emblemática Plaza Mayor, los balcones de color verde característico, constituyen la postal que caracteriza esta villa. Presidiendo la Plaza Mayor D. Diego de Almagro adelantado, que fue capitán general del reino de Chile.

Almagro aloja el famoso Corral de Comedias y es que este pueblo parece dedicado al teatro desde 1629, que se inició con la compañía de Juan Martínez. 

Corral de Comedias 

Corral de Comedias.

Es un lugar donde podemos alojarnos por alrededor de 50 € en casas señoriales o en un palacio del s.XVII, como el de la Tía Pilar, rodeado de antigüedades y que recomiendo, por su enclave, edificación y por supuesto por su decoración, que a cualquiera le llamará la atención.

San Agustín

San Agustín en Almagro.

Es posible visitar la casa de los Wessel, que fue construida en la segunda mitad del s.XVI por Jorge Wessel, presentando importante decoración heráldica tanto en el interior como en el exterior, dispuesta en tres crujías en torno a un patio porticado en tres de sus lados. La casa palacio de los Fúcares también del mismo siglo. En la misma calle en la casa palacio del comendador Pedro de Castro. La casa-palacio de protonotario D. Diego Villarreal y al final de la misma no siendo visitable y que en su momento estaba en venta, el monasterio de La Concepción Bernarda. El Convento de Calatrava, la antigua Universidad. Todo en poco espacio, de forma que la comodidad de su visita es inigualable.

Estructura típica

Almagro.

Almagro cuenta con un Parador Nacional de Turismo. Como todos estos establecimientos son dignos de visitar, sobre todo la zona de la bodega y sus espacios exteriores.

Pósito

Almagro.

En muchos lugares no se puede entrar, pero al menos pasar por su puerta y ver: El palacio de los Marqueses de Torremejía en la plaza de Santo Domingo, el Palacio de los Condes de Valdeparaiso que sí es visitable. La casa palacio de Strozzi (s. XVI). La antigua cárcel del s.XVIII, hoy convertida en biblioteca pública. Declarado la ciudad de Almagro conjunto histórico artístico, el antiguo día de San Enrique, un 13 de julio de 1972.

Ayuntamiento

Ayuntamiento de Almagro.

Y para teatros, aparte del Corral de Comedias, que tiene sus actividades programada, el teatro Adolfo Marsillach que es el Hospital de San Juan de Dios, también dedicado como espacio cultural que ofrece exposiciones itinerantes.

Teatro 1914

Teatro de Almagro.

Y por supuesto el Teatro Municipal, aunque es de finales del s.XIX cuya programación pueden ver en la foto adjunta, no hay nada como un buen QR y para quienes quieran disfrutarlo en directo, julio es su mes y agosto el de las fiestas patronales a finales de mes y a comienzos su Romería.

QR Teatro

QR. / Turismo de Almagro.

Por supuesto Amagro es un lugar para el turismo gastronómico, donde los vinos de Valdepeñas están presentes en las tiendas de comestibles, así como los quesos, todo tipo mieles de la zona, mermeladas y cómo no la berenjena de Almagro. Es cierto que se puede comprar en muchos supermercados, pero como las de esta zona en ningún lugar: no deben de perdérsela si vienen a visitarlo.

Ahí están también los dulces artesanos manchegos y aunque sea verano las perrunas de toda la vida, mantecadas y demás complementos para el riñón. Encajes que como en algunos lugares de Castilla La Mancha, podemos encontrarlo en tiendas artesanas que han quedado relegadas como recuerdos, aunque en las casas de Almagro se siguen utilizando. @mundiario

Almagro, donde entrar equivale a frenar el tiempo
Comentarios