Algunas bodegas para iniciarse en el enoturismo gallego

Bodegas Martín Códax./ Archivo
Bodegas Martín Códax. / Mundiario
El enoturismo sigue en pie en muchas bodegas del país. Sus normalmente módicos precios hacen que los visitantes disfruten de catas y aperitivos sin que suponga un gran esfuerzo.
Algunas bodegas para iniciarse en el enoturismo gallego

El enoturismo se define, según Oxford Languages, como el turismo que se realiza en zonas vitivinícolas para conocer mejor los vinos que se producen en ellas, así como el entorno que las rodea. En Galicia se pueden visitar algunas bodegas, como es el caso de las conocidas de Ribeira Sacra o Martín Códax.

Bodega Martín Códax (Cambados, Pontevedra)

Para conocer la historia de esta bodega es necesario saber de quién toma su nombre. Este viene del famoso trovador, Martín Códax, que se estudia en los colegios e institutos y se analizan sus cantigas. En esta bodega se ofrece una visita guiada, una experiencia sensorial olfativa, una degustación de 3 vinos maridados con 3 quesos gallegos y comida de calidad en un restaurante cercano a la bodega. Todo ello por un precio que ronda los 48€ por persona.

Bodega Luz de Estrellas (Salvaterra de Miño, Pontevedra)

Esta bodega dispone de una plantación propia que se encuentra en proceso de conversión a la agricultura ecológica. En ella cuentan con las variedades de treixadura, macabeo, albariño y godello. Además, en la parte superior los visitantes pueden disfrutar de un observatorio astronómico, desde el que se pueden ver los planetas y estrellas, que dan nombre al establecimiento. Esta actividad, junto con un paseo por los viñedos, cuesta en torno a 30€ por persona.

Bodegas Corisca (Salceda de Castelas, Pontevedra)

En esta visita los interesados pueden conocer las claves de la elaboración del vino albariño, incluyendo hasta 3 catas del mismo y 2 aperitivos. Se ofrece una guía conducida por un experto en enología, que enseñará los secretos de la bodega durante una hora y media. Se podrán ver los encantos de la zona, además, ya que se encuentra muy cerca del río Miño y entre villas históricas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Los visitantes podrán también adentrarse en las salas de los depósitos de maduración del vino. Todo ello por un precio de 15€ por persona y con un coste de 0€ para los menores de edad.

Bodega Godeval (O Barco, Ourense)

Esta bodega fue creada para poner en valor la variedad blanca del godello en la comarca ourensana de Valdeorras. Se ofrece el ya típico paseo a través de los viñedos, explicando el proceso que se sigue para conseguir el vino y posteriormente se dirigirá a los visitantes a la bodega y a una “cova” típica de la zona, donde se realizarán las catas. Dependiendo de los vinos que se degusten, el precio varía entre los 15 y los 17€ por persona. Si además se quiere añadir una degustación de pinchos, el precio total será de 30€, y si se elige la comida en los salones de la Cova dos Monxes, ascenderá a 47€. @mundiario

Algunas bodegas para iniciarse en el enoturismo gallego
Comentarios