Buscar

MUNDIARIO

8 artículos que siempre lamentamos haber empacado

En honor a la temporada de viajes, nos sumergimos en todo lo que siempre empacamos que ocupa demasiado espacio, no lo usamos o es solo una pérdida de tiempo. 

8 artículos que siempre lamentamos haber empacado
Una persona empacando. / RRSS.
Una persona empacando. / RRSS.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

La próxima vez que vayas a empacar para un viaje, olvida estos artículos en tu casa; te prometemos que no los necesitarás.

 1. Suministro de ropa interior para un mes

Es típico pensar: “me iré por tres días y empacaré un mes de ropa interior solo ‘por si acaso’ ". En serio, ¡¿qué piensas que va a pasar?! Empaca suficiente ropa interior para que te dure el tiempo de tus vacaciones y tal vez una extra. ¡No hay necesidad de empacar más que eso!

2. Las mascarillas para "autocuidarte"

Si bien parece una idea increíble llevar todas tus máscaras faciales favoritas a tu destino, es probable que tus vacaciones sean lo suficientemente cuidadosas. Si tienes una favorita, llévala, pero no hay necesidad de empacar una mascarilla para cada día de tu viaje. 

3. Demasiados trajes de baño

Seguro antes ir a unas vacaciones en la playa, te aprovisionas con todos tus trajes de baño: Intentas tener un traje diferente para cada día que pasaras en la playa para garantizar básicamente que obtendras una fantástica foto de Instagram. Sin embargo, una vez que llegas a la playa, haces una de dos cosas:

- Usas solo el mismo traje toda la semana.

- Usas cada uno y luego tienes un montón de trajes húmedos para llevar a casa.

De cualquier manera, siempre terminas lamentando todo el dinero y el precioso espacio que dedicas a los trajes de baño. Por eso, dependiendo de la duración de tu viaje, lleva un par de trajes de baño para satisfacer tus necesidades, pero no exageres.

4. Ropa que no combina

En lugar de empacar ese top corto de color rosa brillante que planeaste usar para tu brunch junto a la playa, crea un armario cápsula para tu viaje. Asegúrate de que todos tus artículos se mezclen y combinen: puedes usar tu camiseta blanca con tus jeans, pantalones cortos y debajo de un mono, por ejemplo.

5. El vestido elegante + tacones

Seamos claros: los tacones de aguja y los vestidos que juras que usarás pero que en realidad no usas en tu vida real son una pérdida de espacio. Usa ese espacio para empacar las cosas que realmente necesitas, como más refrigerios.

6. Ropa de clima frío en un clima cálido

Si provienes de una parte fría del mundo, es probable que no confíes en el clima y pienses: "¡Dice que harán 80 grados durante todo el viaje, pero aún podría hacer frío afuera!" Este pensamiento resulta en que empaquemos pantalones de chándal, polainas forradas de vellón, un par de sudaderas y todos nuestros calcetines gruesos y borrosos. Noticias de última hora: ¡no todas las partes del país tienen un clima tan impredecible como el Medio Oeste. Deja la ropa para clima frío en casa y opta por unos cárdigans ligeros y capas más delgadas.

7. Demasiada tecnología

"Por si acaso", siempre llevas tu computadora portátil personal, tu computadora portátil de trabajo, tu  tableta, tu teléfono, una cámara Polaroid que no has usado desde el primer año de universidad, y cada cargador…esto es fatal. 

Solo apégate a la tecnología que realmente crees que usarás. 

8. Todos los accesorios en nuestro armario

Cumple con lo básico, ya sea el collar que nunca te quitas o tus pendientes de aro favoritos, en lugar de todas las cosas con las que te quieres tomar una foto de Instagram.  @mundiario