3 lugares gallegos con historia que necesitas visitar

Castro Caldelas. / Juan Osorio
Castro Caldelas. / Juan Osorio

Algunos parajes de Galicia sirven para desconectar de la pandemia y fundirnos con la naturaleza y la tranquilidad.

3 lugares gallegos con historia que necesitas visitar

En tiempos de pandemia y con las restricciones vigentes (no se puede salir del municipio a no ser que sea por causa de fuerza mayor), todo el mundo piensa “¿A dónde iré cuando todo esto acabe?” Las respuestas que aparecen primero son ciudades turísticas o países de Europa. Eso está genial, pero aquí, como alternativa, mostraremos algunos lugares de Galicia para visitar en cuanto se pueda que seguramente no conocías y que también tienen mucho que ofrecer.

Ponte Maceira (Negreira)

Esta aldea, situada en el municipio de Negreira, está construida en torno a un puente medieval. Este data del siglo XIII y se encuentra sobre el río Tambre. En el lugar, de unos 70 habitantes, también podemos encontrar una antigua presa de molino, una Iglesia y una ermita. Al encontrarse tan cerca de Santiago de Compostela, se convierte en un paraje muy interesante para visitar por las personas que hacen el Camino de Santiago, ya que este lugar aporta con sus construcciones una visión al pasado y también al presente, ofreciéndonos un lugar de calma en medio de la tormenta.

Faro de cabo Vilán (Camariñas)

Este lugar de A Costa da Morte tiene mucha historia, ya que fue el primer faro electrificado de España en 1896. No sólo es hermoso el lugar en el que se encuentra, unas rocas que lo sitúan a bastante altura, sino que también su entorno es espectacular. Puede verse el mar golpeando las rocas en el acantilado y también las ruinas de un antiguo faro de vapor. Es un sitio perfecto para ir a desconectar y también a aprender y empaparse de cultura, ya que en su interior, además, hay salas de exposición con diversas muestras a lo largo del año.

Castro Caldelas

Este municipio, situado en la Ribeira Sacra, cuenta con un aura medieval que inunda a los turistas que deciden visitarlo. El casco antiguo fue declarado conjunto histórico artístico en 1998. La edificación más destacable de este lugar es el Castillo de Castro Caldelas, construido en el siglo XIV. Fue uno de los escenarios protagonistas de las Revueltas Irmandiñas, y aún hoy en día, los vecinos de la localidad le dan mucha importancia en su fiesta tradicional, los Fachós. En ellas, se realiza una procesión en la que algunos de ellos portan en sus manos antorchas de paja, precedidas por una de gran tamaño que alcanza los 30 metros.

Todas estas propuestas nos proponen una conexión con la antigüedad, la naturaleza y la tranquilidad. Justo lo que casi toda la población, sea gallega o no, necesita. @mundiario

3 lugares gallegos con historia que necesitas visitar
Comentarios