Buscar

¿Ya sabes qué es el teabagging?

¡Lleva el sexo oral a otro nivel!

¿Ya sabes qué es el teabagging?
Teabagging. / RRSS.
Teabagging. / RRSS.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, es cronista de la actualidad. @mundiario

Existen un sinfín de prácticas placenteras que puedes realizar para estimular a tu pareja, pues sabemos que todo es válido en la intimidad. Pero de todas de ellas, el teabagging es una de las más excitantes. Puede que no tenga un nombre poco sensual y para nada erótico, pero quienes lo han practicado aseguran que lleva el sexo oral a otro nivel.

¿Qué es el teabagging? Pues, básicamente, es una técnica sexual que la mujer practica al hombre y que resulta muy excitante para él, ya que resulta placer a través de sus testículos. En esta técnica, ella debe estar acostada o sentada en la cama y él, en cuclillas o de rodillas. Acto siguiente, la chica introduce, con mucha suavidad y delicadeza, los testículos de su pareja en la boca.

Caricias, masajes, besos y, sobre todo, succiones. Todo es válido en el teabagging. Como podréis imaginar, la clave para practicarlo es dejar a un lado la timidez o la vergüenza. Además, la mujer debe tener en cuenta que, si bien los testículos son una fuente de placer inagotable, son una zona muy (¡pero muy!) sensible.

Origen del término

En inglés, teabagging quiere decir algo como "introducir bolsitas de té". Dicho de otra manera, se refiere a esos leves movimientos de ascenso y descenso de la bolsa en una taza con agua caliente, para preparar una infusión. Entonces, en este caso, los testículos son las bolsas que contienen las hierbas y la boca es la taza.

Pese a que las parejas que lo han practicado aseguran que es una experiencia 100% placentera, no todos los hombres se verán muy reticentes a la idea por temor a ser lastimados. Y es que los testículos son área muy delicada. Además, la presencia del vello aumenta el riesgo de que hayan pequeños tirones que, sin duda, quitarán la magia del momento. Una buena excusa para decirle a tu pareja que se rasure toda la zona.

Por otro lado, ten mucho cuidado con los dientes, la regla número 1 en el sexo oral y, como tal, en el teabagging. No muerdas a tu chico, sea o no con intención. Ni siquiera en juego, ya que puede ser muy doloroso y con toda seguridad arruinará toda la diversión y el disfrute. Por ello, debe haber una muy buena comunicación y debes estar sobre todo atenta a sus reacciones. @mundiario

loading...