¿Ya conoces la querofobia?

Querofobia. / RRSS.
Querofobia. / RRSS.

Porque el miedo a la felicidad sí existe.

¿Ya conoces la querofobia?

Todos, alguna vez, nos hemos preguntado qué es la felicidad, cuál es su significado y qué secretos esconde. Y no hay nada malo con ello. De hecho, son muchos los pensadores que han reflexionado sobre los misterios de este sentimiento, pero lo cierto es que la felicidad es relativa: para algunos, puede ser formar una familia y tener una buena casa, mientras que otros son plenamente felices consiguiendo el empleo de sus sueños. Pero este es apenas una cara de la moneda, ¿qué sucede con la otra?

En el otro lado, se encentran aquellas personas que desarrollan una especie de miedo irracional a ser felices. Se trata de la querofobia, un temor inexplicable a todo aquello que aporta felicidad o alegría, un trastorno que, curiosamente, aún no está contemplada en la última edición. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). ¿Se os hace familiar esa sensación de "no puede ser tan bueno como para ser verdad"? Pues eso, quienes la sufren asocian la felicidad con que algo malo sucederá. Y es por esta razón, que evitan en lo posible participar en actividades sociales que les brinden la posibilidad de ser felices, como una cena con amigos o una fiesta.

En cuanto a las causas que originan la querofobia, las mismas se desconocen, pero generalmente suele ser el caso de personas que en el pasado experimentaron un evento traumático, sea físico o emocional. En este sentido, la psiquiatra Carrie Barron explica en una publicación de Psicology Today, que "si eres enemigo del placer, puede ser porque en algún momento de tu vida, la ira, el castigo, la humillación o el robo acabaron con tu alegría. Ahora, tienes miedo de sentirlo porque viene con la brutalidad de sentir que explota la burbuja".

¿Tiene alguna cura la querofobia? Pues de tenerla, la tiene. Pero a ver, primero que nada, estamos ante un trastorno mental que no está catalogado como tal, por lo que no existen fármacos ni tratamientos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). En consecuencia, las personas que sufren de querofobia suelen recurrir a técnicas de relajación y a las terapias para tratar su condición.

Es más, paradójicamente, la exposición a eventos que provoquen felicidad –que lo que, en principio, evitan– puede ser un buen primer paso para mentalizar la idea de que esta sensación no tiene por qué necesariamente ser mala o tener efectos negativo. Básicamente, se trata de cambiar la manera de pensar y ver las cosas. Que puede llevar un poco de tiempo, sí, pero es posible@mundiario

¿Ya conoces la querofobia?
Comentarios