De vuelta a la rutina, ¿cómo adaptarse?

Oficina. / Pexels
Oficina. / Pexels

Volver a la rutina no siempre es fácil, sobre todo luego de haber estado desconectado durante las vacaciones.

De vuelta a la rutina, ¿cómo adaptarse?

Septiembre es el mes de la adaptación. Se regresa al trabajo, al cole, al gimnasio, a la rutina de madrugar y otras. Llega octubre y todavía es difícil volver a la rutina, pues en la memoria todavía está el mar, los amigos de verano, la silla en la playa, las excursiones y otras actividades entretenidas.

No sirve de nada lamentarse, lo ideal es irse planteando pequeños objetivos hasta lograr una incorporación completa en las actividades diarias, aun cuando esto requiera de trabajo, ya que requiere de una readaptación. Nadie dijo que era sencillo volver a escuchar el despertador en la madrugada, preparar la ropa de trabajo el día anterior, lidiar con los niños, desayunos rápidos, duchas, vuelta al cole, meriendas, almuerzo y otras tareas que requieren de un “poco a poco”.

Sin embargo, son etapas que no se pueden saltar, se deben vivir. La verdad es que se trata de un cambio brusco en la vida, pues se sale un de tiempo de ocio vacacional a las duras exigencias de la vida laboral o académica. La clave está en desconectar para volver a conectar.

Consejos para volver a la rutina

Se debe vivir bajo la premisa de que luego de las vacaciones, vendrán nuevamente los días de trabajo, para estar conectados con la realidad y evitar caer de un solo golpe. Así será mucho menos duro. Ahora que el momento ha llegado, se debe procurar invertir en horas de sueño. Cuando se cambian los horarios, el ritmo de sueño se altera un poco, por ello es importante volver a pensar en el sueño y lo que se recomienda es dormir los suficiente por las noches para enfrentar el día con fuerza.

La organización también es importante, sobre todo en el proceso de volver a la rutina, pues así se aprovecha mejor el tiempo y se pueden realizar las tareas sin perecer en el intento. Sin embargo, no olvides que tú también existes. Aunque los protagonistas suelen ser los niños, el día tiene 24 horas y también las madres deben reservar tiempo para sí.

En cuanto a la vuelta al trabajo, a pesar de encontrarse con doscientos correos sin leer, lidiar con dos o tres teléfonos a la vez, ponerse al día, entre otros, también se debe recordar que la alimentación es importante para poder rendir. Se debe cuidar el cuerpo y la mente.

Es importante evitar la desesperación e intentar hacer todo perfecto. Paso a paso y con una buena organización, todo es posible, pero sin agobiarse hasta el extremo. Hay muchas soluciones que pueden ayudarte a tener un buen rendimiento. Es duro volver a la rutina, pero con motivación y organización, será posible lograrlo. @mundiario

De vuelta a la rutina, ¿cómo adaptarse?
Comentarios