Tu vista te envía señales: ¡hazle caso!

Cataratas.
Cataratas.
Mantener una buena salud visual es primordial en estos tiempos en los que nuestros hábitos no siempre nos benefician (muchas horas frente a pantallas, dieta poco sana, sedentarismo…) y disfrutamos de un aumento de la esperanza de vida.
Tu vista te envía señales: ¡hazle caso!

El refranero español es muy sabio: ‘Más vale prevenir, que curar’, dice una popular frase en boca de todos. Esto puede aplicarse, perfectamente, a la salud visual, máxime en estos tiempos en los que nuestros hábitos no siempre nos benefician (muchas horas frente a pantallas, dieta poco sana, sedentarismo…) y, a la vez, el aumento de la esperanza de vida hace que necesitemos conservar durante más tiempo nuestra visión en buen estado. 

Por ello, si no damos los pertinentes cuidados a la vista, ésta acabará resintiéndose en forma de algún tipo de enfermedad ocular de mayor o menor gravedad, como pueden ser unas cataratas. Su operación es una de las más frecuentes, aunque no todos los problemas de nuestros ojos requieren pasar por quirófano y muchos pueden tratarse médicamente. En cualquier caso, si no actuamos a su debido momento, estos daños pueden agravarse de forma importante.

Revisarse la vista en el oftalmólogo

La oftalmología es la ciencia que se encarga del cuidado de nuestra vista y sus especialistas, los oftalmólogos, recomiendan acudir a sus consultas al menos una vez al año. Así estaremos cumpliendo con el conocido refranero español. Ya sabes: ‘Más vale prevenir, que curar’. Este sencillo consejo de acudir a revisión adquiere una mayor importancia tras los meses de pandemia, en los que algunos controles médicos se han pospuesto o retrasado.  Entre otras dolencias que podemos encontrarnos, hay una cuota elevada de personas a las que se diagnostican cataratas.

Cuando hablamos de cataratas nos estamos refiriendo a un problema en el cristalino del ojo, el cual se vuelve más opaco, circunstancia que hará que la visión sea más borrosa y ponga en dificultad tareas tan cotidianas como leer, conducir, pasear por la calle etc. Si esta interferencia es significativa, el consejo es operarse. Se trata de una cirugía rápida, sin relativas molestias en los días siguientes, muy segura y eficaz. 

Salvo casos excepcionales, las cataratas suelen desarrollarse con el transcurrir de los años, sobre todo a partir de los 60 y centrándose en pacientes mayores, aunque, como cada persona es única, pueden aparecer a cualquier edad. En determinados casos, pueden darse en bebés recién nacidos o acelerarse como consecuencia de otras enfermedades, por ejemplo, la diabetes.

Síntomas de padecer cataratas

Las cataratas, en resumen, son una dolencia que se puede solventar cuando el oftalmólogo y el paciente lo consideren oportuno. De todos modos, cuanto antes se detecten, mejor será para evitar que su impacto sea muy limitante. La visión borrosa, la mayor sensibilidad de los ojos ante un momento de mucha luz, las dificultades para conducir de noche o la pérdida de contraste de los colores son algunas de las señales de alarma. 

Todo ello se puede recuperar operando las cataratas, pero hay otras enfermedades oculares que, cuando avisan, ya es tarde y no siempre son reversibles Por eso, como destaca el título de este artículo, si tu vista te da señales, ¡hazles caso! Y es más, aunque no notemos nada extraño, también es imprescindible que pidamos una cita rutinaria con el oftalmólogo si no queremos que nos pasen desapercibidos problemas potencialmente graves. Ya conoces el dicho: ‘Más vale prevenir, que curar’.

Tu vista te envía señales: ¡hazle caso!
Comentarios