La vida escrita con mayúscula está al otro lado del miedo

Locas de alegría de Paolo Virzi por Italia. Productora.
Locas de alegría, de Paolo Virzi. / Productora

Llevamos un año ya en las trincheras donde nos tiene acorralados la pandemia, mientras el miedo sigue caminando rampante de la mano con la desesperanza.

La vida escrita con mayúscula está al otro lado del miedo

Lunes por la mañana, suena el despertador, una semana laboral se inicia y todos tus sentidos reportan conformidad para motivarte a dejar la cama y atender los asuntos del día.  Parece rutina y lo es, parece fácil y para muchos lo es, parece un reto y para los que luchan contra el miedo lo es y parece imposible para los que ya su vida, dio por perdida la batalla y al miedo han coronado como rey.

Llevamos un año ya en las trincheras donde nos tiene acorralados la pandemia y el miedo sigue caminando rampante de la mano con la desesperanza, sintiéndose vencedor de los que no recuperan su trabajo, de los que sufren en exceso de soledad, de aquellos para los que el “quédese en casa” ha resultado una suerte de desgracia por el temor a sufrir violencia doméstica o simplemente, llegar a cansarse de vivir.

¿Qué hacer? ¡Los miedos de uno en uno vencer! Se determinado para abrazar las buenas rutinas que te hacen confiable para los demás, toma con serenidad la posibilidad de ser rechazado que solo porque lo intentaste valió la pena, ve adelante con tu proyecto de un nuevo negocio o de una carrera de largo kilometraje que no será un fracaso no llegar a la meta, si no te rendiste, si fue que llegaste hasta donde tus fuerzas no te permitieron más.

Enfrenta tus miedos, dales la vuelta, confía en tus capacidades si quieres volverlo a intentar, un paso cada vez, un día a la vez, una nueva idea, emprendimiento o cambio de rutina tal vez. ¡Anímate! que al otro lado del miedo encontrarás de nuevo vida, alegre, placentera, agradecida, lista para escribir en mayúscula una nueva historia, la que puedes compartir, la que a otros como llave maestra puede ayudar, a abrir la puerta y al miedo encarar. @mundiario

La vida escrita con mayúscula está al otro lado del miedo
Comentarios