Buscar
loading...

¿No tomas suficiente agua? Esto podría sucederte

No mantener una hidratación adecuada puede acarrear serias consecuencias para la salud, dentro de las cuales la más visible es que la orina se vuelve más oscura. Pero los efectos negativos van más allá de esta coloración. ¿Aún no los conoces? Sigue leyendo.

¿No tomas suficiente agua? Esto podría sucederte
Tomar agua. / Pixabay.
Tomar agua. / Pixabay.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, es cronista de la actualidad. @mundiario

El agua es el líquido esencial de todo ser humano. De hecho, podemos decir que, en esencia, somos agua. Este líquido natural es el principal componente órganos tan vitales como el corazón, el cerebro o el hígado. Además, el agua lubrica las articulaciones y los huesos, regula la temperatura corporal, entre otras.

De ahí, la importancia de tomar de tomar una cantidad adecuada de agua cada día. Lo recomendable es consumir, 2 litros al día (cerca de 10 vasos). No obstante, esto puede variar en distintas etapas de la vida, como en el embarazo, la lactancia y en personas mayores, cuya ingesta de agua no debe ser menor de 3 litros por día (unos 12 vasos).

Por el contrario, no mantener una hidratación adecuada puede acarrear serias consecuencias para la salud, dentro de las cuales la más visible es que la orina se vuelve más oscura. Pero los efectos negativos van más allá de esta coloración. ¿Aún no los conoces? Te presentamos de ellos.

1) Calambres musculares: cuando escuchamos o leemos sobre los calambres musculares, solemos relacionarlo con las actividades físicas. Y es normal. Sin embargo, debes saber que la insuficiencia de agua puede provocar un desequilibrio en los niveles de electrolitos y minerales en el organismo, dos componentes vitales para el correcto funcionamiento de los músculos. ¿Sueles sufrir de calambres? Puede que, ahora, conozcas la causa.

2) Problemas en los riñones: estos órganos son los encargados de eliminar las toxinas y sales del organismo. Por ello, es importante ingerir suficiente agua a lo largo del día, ya que así estaremos previniendo problemas de salud como los cálculos renales, y otros padecimientos crónicos.

3) Estreñimiento: la insuficiencia de agua en el cuerpo dificulta la expulsión de los desechos sólidos y, en consecuencia, aparecen problemas de estreñimiento, lo que, a su vez, ocasiona dolores abdominales. Pero, además, la falta de agua disminuye la secreción de jugos digestivos, lo que provoca otros problemas estomacales como la gastritis. @mundiario