Todo lo que necesitas saber sobre el bingo

Cartones del bingo.
Cartones del bingo.
Los botes son igual de jugosos que en la lotería convencional pero las probabilidades son más favorables en el Bingo.
Todo lo que necesitas saber sobre el bingo

¿Qué podemos decir sobre uno de los juegos más populares del mundo? No hay nada como saborear el suspense en cada ronda, cuando el speaker canta un número que lo puede cambiar todo. Es puro azar, pero también nos regala momentos de euforia, risas e incertidumbre. En el siguiente post te contamos todo lo que deberías saber sobre este magnífico pasatiempo 😉

¡Empezamos!

¿Dónde nació el Bingo?

El origen del Bingo lo encontramos en una suerte de loterías que se celebraban en la Europa del Siglo XVI. En Italia desarrollaron “Il Gioco del Lotto”, con una estructura muy similar a la versión de 90 bolas de hoy en día. Durante el siglo XVIII se extendió a Francia y acabó por convertirse en uno de los divertimentos más populares del país galo, introduciendo además algunas modificaciones reconocibles (cartones, fichas y un responsable de cantar los números ante los participantes). Fue rebautizado como Le Lotto, y era el juego preferido de las clases más pudientes.

Esta variante llegó al Reino Unido en el siglo XIX, logrando un gran reconocimiento y aceptación social. Si bien los británicos no introdujeron grandes modificaciones, si optaron por crear una alternativa llamada Bingo Lingo. Era una modalidad que nació a partir de la jerga rimada “Cockney”, proveniente del East End de Londres y basada en vincular una frase divertida a cada número. En Alemania, Le Lotto se utilizó para estimular el aprendizaje, con la finalidad de enseñar las tablas de multiplicar en la escuela.

La historia de la palabra “Bingo”

El término Bingo se lo debemos a un empresario norteamericano de principios del siglo XX, llamado Edwin S. Lowe. Corría el año 1929, y el mencionado magnate se encontraba en una feria de Georgia, procurando expandir sus negocios. Fue entonces cuando reparó en un juego que se desarrollaba encima de una mesa con forma de herradura, repleta de tarjetas numeradas y frijoles. Era una evolución de Le Lotto, que en aquellas tierras se llamaba Beano. Los jugadores revisaban sus tarjetas para ver si tenían los números que iban saliendo, y, si se daba el caso, colocaban un frijol en la cifra correspondiente. El flujo de juego continuaba hasta que alguien completaba una línea en su tarjeta, en ese momento se paraba la partida al grito de ¡Beano! y comenzaba otra ronda automáticamente.

Al regresar a su casa de Nueva York, Lowe compró unos pocos frijoles, un sello de goma y un cartón. Quiso testear las posibilidades de aquel pasatiempo e invitó a sus colegas a disfrutar de una velada informal. El éxito fue instantáneo y todos acabaron enganchados a Beano, con la misma emoción que se había palpado en la feria de Georgia.

El punto clave ocurrió cuando una de las competidoras se dio cuenta de que había ganado. La agraciada se emocionó tanto que los nervios le jugaron una mala pasada, tartamudeando ¡B-B-B-BINGO! en lugar de ¡Beano!  Y así, de forma tan azarosa y fortuita, nació el término BINGO.

La evolución del Bingo en España

El Bingo llegó a nuestro país en el siglo XVI, pero ganó fuerza en el periodo decimonónico, con la introducción de nuevas reglas y modificaciones. de. Sin embargo, la dictadura de Primo de Rivera y el posterior franquismo lo mantuvieron al margen hasta el año 1977. Fue en ese momento cuando se contemplaron las ventajas recaudatorias de los juegos de azar, por lo que se procedió a su regulación . Así pasaron de ser prácticas clandestinas a negocios rentables, con cientos de partidas diarias.

En los 80 se vivió un verdadero auge de este tipo de salas, donde asistentes empezaron a disponer de buena gastronomía, bebidas de calidad y servicios de lujo.

¿Por qué es un juego tan popular?

Los amantes del Bingo provienen de cualquier estrato social, y no hay que disponer de un talento o don especial para poder competir. Se trata de un divertimento que posibilita socializar y disfrutar de una actividad en la que cualquiera puede llevarse el premio gordo. El usuario medio tiene unos 45 años, pero gracias al impulso del bingo online las generaciones más jóvenes lo ven como una opción atractiva. 

¡Ya conoces la historia del bingo! Ahora podrás compartir con tus amigos los eventos y curiosidades que nos ha llevado hasta hoy. ¿Qué nos deparará el futuro?

Algunos datos sobre bingo que debes conocer

Las probabilidades de ganar un millón son de 200.000 entre 1

Cuando pones esta relación en perspectiva y la comparas, por ejemplo, con la lotería convencional, te das cuenta de que los botes son igual de jugosos, pero las probabilidades son más favorables en el Bingo.

Es un juego educativo

Las aplicaciones de este pasatiempo no se limitan a la diversión, y, con el paso de los años, se ha revelado como una efectiva herramienta educativa a emplear en escuelas e institutos. Por ejemplo, en los centros de Alemania se adoptó el Bingo para ayudar a enseñar matemáticas a los estudiantes de primaria. Hoy en día, se usa en una enorme variedad de entornos de aprendizaje, incluyendo las clases de idiomas.

Existen pocas películas sobre Bingo

Es complicado encontrar películas que tengan al juego del Bingo como eje central de sus tramas. Está el caso de “Bingo Confidential”, un largometraje norteamericano de 2010 que no tuvo un especial éxito de taquilla. Además, existen películas que se titulan “Bingo”, pero que no profundizan en el juego en cuestión. Una de ellas cuenta la historia de un perro de circo fugitivo, otra nos habla de un hombre traumatizado, y, por último, encontramos el retrato de un complot terrorista contra un político de derechas durante una campaña electoral. Como puedes ver, no tienen ninguna relación con el tema que estamos tratando.

El Bingo Online utiliza generadores aleatorios

Los sitios de bingo on-line recurren a generadores aleatorios en cada uno de los números destinados a partidas. Para demostrar que cumplen con la legalidad, estas webs de apuestas deben hacer los registros pertinentes y cumplir con la normativa que imponen las autoridades. De esta manera se asegura la pureza del juego, manteniéndose la reputación del mismo.

80% de jugadoras

Las estadísticas confirman que alrededor del 80% de todos los participantes son mujeres. La mayor parte de ellas proceden de Europa, donde el Bingo goza de una gran popularidad. Y también conviene desmontar el mito de la edad, teniendo presente que el segmento con mayor ritmo de crecimiento corresponde a los menores de 35 años.

Todo lo que necesitas saber sobre el bingo
Comentarios