Buscar

MUNDIARIO

¿Por qué tenemos antojos durante el periodo?

A veces nos da tanta hambre que queremos comernos el menú completo de nuestro restaurante favorito, luego nos arrepentimos, nos sentimos culpables y no sabemos por qué. Aquí resolvemos el dilema.

¿Por qué tenemos antojos durante el periodo?
Mujer comiendo. / Pexels.com.
Mujer comiendo. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Todos hemos escuchado sobre el hambre y los antojos inducidos por el síndrome premenstrual (PMS), pero ¿en realidad tienes más hambre antes y durante tu período, o simplemente crees que tienes hambre por los estereotipos que presentan a las mujeres afectadas por el PMS y las barras de chocolate?, ¿qué deberías estar comiendo realmente en ese momento del mes? Sigue leyendo para averiguar el verdadero dilema en lo que respecta al hambre y tu período:

De acuerdo a la ciencia

A lo largo del ciclo menstrual de 28 días, los niveles de hormonas, como el estrógeno y la progesterona, varían según la fase en la que se encuentre (ovulación, menstruación, etc.). En realidad, se ha demostrado que el estrógeno inhibe el apetito, mientras que la progesterona lo aumenta. Durante la ovulación, el estrógeno se acumula lentamente y la progesterona es baja, pero justo antes y durante tu período, el patrón se invierte; de repente estás experimentando niveles bajos de estrógeno (el inhibidor del hambre) y niveles altos de progesterona (el promotor del hambre). Esto significa que el hambre percibido que sientes durante estos tiempos no es un producto de tu imaginación.

¿Por qué te provoca todo lo almidonado, dulce y salado?

Como habrás notado, las mujeres a menudo tienden a gravitar hacia alimentos almidonados y/o dulces antes y durante sus períodos menstruales. Los niveles de cortisol, a menudo apodados la "hormona del estrés", suelen estar ligeramente elevados durante tu período, lo que puede hacer que te vuelvas más sensible a la insulina.

Como resultado, quemas las reservas de azúcar más rápido de lo normal y, por lo tanto, comienzas a desear más azúcar para que tus niveles vuelvan a la normalidad. Al mismo tiempo, los niveles de serotonina, a menudo denominados "hormonas de la felicidad", disminuyen justo antes de tu período, lo que ayuda a explicar muchos de los síntomas comunes del PMS, incluido el deseo de consumir carbohidratos. Además de ser generalmente deliciosos, se sabe que los carbohidratos estimulan la liberación de serotonina, lo que hace que te sientas mejor.

En cambio, ¿qué puedes comer?

Para prepararte para el período menos doloroso posible, busca alimentos ricos en magnesio y hierro justo antes y durante tu período. Estos dos minerales esenciales están bastante agotados para la mayoría de las mujeres en el momento de su período. Las carnes rojas, los mariscos y las espinacas son excelentes fuentes de hierro, mientras que el chocolate oscuro, los aguacates y las nueces son ricos en magnesio. El chocolate también contiene una buena cantidad de magnesio, lo que ayuda a explicar su popularidad como el favorito del período. Sin embargo, intenta disfrutar del chocolate oscuro, ya que el chocolate con leche no contiene la mayor cantidad de mineral.

Además de aumentar tu ingesta de estos dos minerales, aprovecha los desayunos de carga frontal con proteínas y fibra para garantizar que tus niveles de azúcar en la sangre se mantengan constantes durante todo el día. Los niveles fluctuantes suelen inducir a los antojos de alimentos con almidón. Asegúrate de mantenerte hidratado para reducir la hinchazón existente y disminuir la posibilidad de que surjan los antojos futuros. 

Si bien es probable que no debas allanar los pasillos de los dulces de tu farmacia local al comenzar tu periodo, no te abstengas de consumir algunos carbohidratos saludables, como un sabroso plato de pasta integral, pan o fruta. Después de todo, definitivamente tienes más hambre que hace dos semanas.  @mundiario