Técnicas naturales de relajación

Mujer oliendo una flor. / Anna Shvets. / Pexels
Mujer oliendo una flor. / Anna Shvets. / Pexels

A continuación, te daremos algunas alternativas para sentirte totalmente en armonía.

Técnicas naturales de relajación

Las técnicas naturales de relajación son cada vez más necesarias ya que vivimos en una sociedad que constantemente demanda más de nosotros y el estrés siempre es una amenaza.

No obstante, cuando acudimos a un médico lo primero que nos indica es la farmacología, algo que en algunos casos puede ser necesario, pero, conociendo cómo funciona nuestra mente, y tras hacer un proceso de introspección, es cierto que también podemos aprender a relajarnos nosotros mismos.

Hoy en día, por fortuna, son muchas las opciones de las que disponemos en el mercado para lograr sentir menos estrés, además de que las técnicas naturales de relajación, que abundan.

A continuación, te daremos algunas alternativas para sentirte totalmente en armonía.

Técnicas naturales de relajación

Infusión de tila: esta deliciosa infusión de fácil preparación cuenta con propiedades ansiolíticas que nos pueden ayudar a relajar nuestra mente. Por ello, quienes padecen de estrés o ansiedad la deberían considerar en algún momento.

Solo basta hervir una cucharada de hojas de tila con un poco de agua, dejar reposar la mezcla y consumir a temperatura ambiente. Los resultados se sentirán a los minutos. Si se desea, se puede añadir limón para dar un toque más delicioso.

El Rhythmengix: son unas tabletas que también se pueden conseguir en el mercado y no necesitan de ninguna preparación compleja, pues, son efervescentes y ayudan, no solo a sentirnos relajados, sino también a llevar la presión arterial a sus niveles óptimos. Es ideal para personas que suelen llevar la vida a toda prisa.

Además, todos los componentes de estas tabletas son naturales. Estas tabletas se agregan en un vaso de agua, se disuelven y se toman una vez al día. La dosis máxima diaria es de dos tabletas.

El agua de lechuga: también nos ayuda a sentirnos relajados y a calmar nuestros nervios. Las podemos hervir con un poco de menta fresca y tomar a temperatura ambiente.

Meditar con música: también forma parte de las técnicas naturales de relajación. Colocar un set con sonidos de la naturaleza nos ayudará a despejar nuestra mente y a sentirnos simplemente como si estuviésemos flotando.

Asentar la oficina al aire libre: resulta sumamente relajante. Podemos crear un espacio fuera de la casa, en nuestro patio o jardín, y conectarnos con la naturaleza. Esto nos hará sentir fuera de los pesados muros de una oficina, o de la misma casa. Una terraza también es ideal.

Practicar yoga: no solo fortalece nuestra musculatura, sino que despeja nuestra mente y nos ayuda a conectar con lo más profundo de nuestra interioridad.

Siguiendo todas estas pautas podremos conformar nuestro repertorio de técnicas naturales de relajación y conseguir sentirnos en armonía cada vez que lo ameritemos.

Técnicas naturales de relajación
Comentarios