También es cosa de padres: su cerebro cambia con la paternidad

Hombre con bebé en sus brazos. / Pixabay.
Hombre con bebé en sus brazos. / Pixabay.

Si bien se sabe que con la maternidad las mujeres experimentan cambios hormonales, hoy día también es reconocido que el hombre cambia su cerebro cuando comienzan las tareas de cuidado en el hogar.

También es cosa de padres: su cerebro cambia con la paternidad

No es solo cosa de mujeres. Cada día los padres se suman a las tareas de cuidado de los pequeños y esto es beneficioso para los hijos, pues, promueve su desarrollo cognitivo y emocional.

Durante el embarazo, en la mujer se producen cambios cerebrales y hormonales, sin embargo, no se había prestado mucha atención a lo que ocurría en el caso del hombre.

Hoy día la ciencia se ha dedicado a estudiar qué sucede en el cerebro de los padres cuando estos comienzan con los cuidados propios de la paternindad.

Existen cambios en la paternidad

En la paternidad existen algunos cambios que abarcan incluso los niveles neuroendocrinos, además de cerebrales. Sin embargo, estos estudios son novedosos y queda mucho por investigar.

Pero, se sabe que con la paternidad también hay cambios hormonales. En el caso de los varones, sus niveles de testosterona son más bajos que quienes no tienen hijos.

Además, quienes están más implicados en las actividades de la paternidad tienen niveles más bajos de testosterona que aquellos que no.

No deja de asombrar el hecho de que, cuando los padres escuchan el llanto de sus hijos, los niveles de testosterona aumentan, sobre todo si no pueden acudir a consolarles.

En el caso de la oxitocina, esta hormona se incrementa cuando la mujer está embarazada, sobre todo al final del período de gestación, pero, ahora se sabe que, en el caso del hombre, que mantiene contacto afectivo con el bebé, los niveles de oxitocina también aumentan, al igual que otras hormonas como la vasopresina y la prolactina.

El cerebro también cambia, pues, durante los primeros trimestres de vida del bebé, el volumen de la materia gris también aumenta, y es que esta se encuentra relacionada con las áreas de motivación y recompensa.

Esto no deja en evidencia más que la maternidad y la paternidad son momentos extraordinarios en los que ocurren cambios importantes, a nivel hormonal, físico, pero también cerebral y emocional. @isbeliafarias90210 en @mundiario

También es cosa de padres: su cerebro cambia con la paternidad
Comentarios