Buscar

MUNDIARIO

No solo diurnos o nocturnos: existen 6 tipos de personas según sus horas de actividad

Un estudio firmado por un experto de la Peoples' Friendship University of Russia sugiere que existen seis cronotipos diferentes relacionados con las horas del día en las que las personas están más o menos activas. 
No solo diurnos o nocturnos: existen 6 tipos de personas según sus horas de actividad
Chica con insomnio./ RR SS.
Chica con insomnio./ RR SS.

Ibed Méndez

Periodista.

Sorpresa: al parecer no solo existen noctámbulos o diurnos… es posible que existan hasta 6 tipos de personas según sus horas de actividad. Así lo ha dejado claro un estudio firmado por un experto de la Peoples' Friendship University of Russia, que sugiere que existe media docena de cronotipos diferentes relacionados con las horas del día en las que las personas están más o menos activas. 

Pero, primero lo primero: ¿qué son cronotipos? Se trata de la manifestación física y psicológica de nuestro ritmo circadiano, es decir, el reloj interno biológico que posee cada individuo. Estamos hablando de los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario y que hacen que respondamos, de diferentes maneras, a los ciclos de luz y oscuridad.

Un estudio publicado en Nature Communications explicaba a principios de este año que al menos la mitad de nuestro cronotipo estaba fijado desde el nacimiento gracias a nuestros genes: los científicos lograron demostrar que los ritmos circadianos son aproximadamente un 47% genéticos.

En resumen, los cronotipos son los que determinan si nuestro cuerpo funciona mejor durante el día o durante la noche… aunque el nuevo estudio ruso ofrece un dato importante y desconocido hasta ahora: también hay puntos intermedios entre los ‘diurnos’ y ‘nocturnos’. 

El portal Gizmodo, que cita la investigación, los resume de la siguiente forma:

> Matinal: Aquellos que se encuentran activos desde tempranas horas de la mañana y cuya energía comienza a decrecer a lo largo del día.

> Vespertino: Caso contrario al anterior. Son las personas que comienza el día sin energía pero comienzan a repuntar con el paso de las horas. El máximo llega en la noche.

> Hiperactivo: Esos que mantienen un alto nivel de actividad todo el día.

> Diurno soñoliento: Se trata de los individuos que inician la jornada activos, pero su cronotipo decae rápidamente a mediodía. A partir de ahí se recupera hasta un nuevo pico nocturno.

> Diurno: El inverso del anterior. La máxima actividad llega en las horas ‘picos’ del día.

> Moderadamente activo: Baja actividad a lo largo de todo el día.

Para llegar a esta conclusión, el autor Dmitry S. Sveshnikov ha realizado un estudio con 2.300 voluntarios, a quien se ha practicado una batería de test para descifrar sus hábitos de energía y actividad diaria. 

La investigación, además, estuvo respaldada por estudios de sueño para medir el grado de vigilia o adormecimiento de cada participante a lo largo de todo el día.

Los resultados demostraron que el cronotipo más común es el vespertino: un 24% de los participantes forman parte de este grupo. En segundo lugar aparece el diurno somnoliento (18%), seguido del moderadamente activo (16%), el matinal (15%) y el hiperactivo (el menos común de todos). @mundiario