Buscar

MUNDIARIO

Sillas gaming para disfrutar al máximo de jugar en casa

Si bien es importante escoger una buena silla, pues se pasará mucho tiempo en ella, es fundamental no olvidar que cada cierto intervalo de tiempo, el máximo recomendable sería 1 hora, conviene levantarse, pasear un poco y estirar la musculatura.

Sillas gaming para disfrutar al máximo de jugar en casa
Silla frente a un ordenador. / Cedida
Silla frente a un ordenador. / Cedida

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Lifestyle y Motor en @mundiario

Una buena silla condiciona el tiempo que podemos estar sentados en el mismo sitio sin sentir molestias ni cansancio. Por este motivo, es fundamental invertir en una buena silla gaming para poder jugar durante largas horas sin interrupciones indeseadas por la fatiga de haber escogido mal nuestra silla. Igual de importante que la consola, los mandos y el monitor del ordenador, la silla gaming se ha convertido en un artefacto más a tener en cuenta cuando se es gamer.

Si bien es importante escoger una buena silla, pues se pasará mucho tiempo en ella, es fundamental no olvidar que cada cierto intervalo de tiempo, el máximo recomendable sería 1 hora, conviene levantarse, pasear un poco y estirar la musculatura. Una vez este apartado queda claro, ¿en qué hay que fijarse para escoger la mejor silla de gaming?

Respaldo móvil y capacidad de adaptación a cada cuerpo

La ergonomía, la forma de la silla y la capacidad de adaptación que esta tiene son elementos fundamentales para su éxito. Poder ajustar el respaldo a cada necesidad, como estar ligeramente tumbado o mantenerla firme para una postura recta, es una necesidad de la mejor silla gaming.

Estas cuestiones son críticas cuando se trata la fatiga y el cansancio que puede suponer estar sentado en una misma silla durante un tiempo prolongado. Por lo tanto, para jugar estando cómodo y sin dificultades añadidas, este tipo de funcionalidades son imprescindibles.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que lo recomendado es sentarse con la columna recta y apoyando la totalidad de la espalda, para evitar problemas óseos por culpa de una mala postura. En este sentido, es fundamental tener en cuenta la curva lumbar –que se debe encontrar en la base del asiento– y su ubicación dentro del artefacto.

La postura y la posibilidad de moverse en ella por el espacio

Si bien la silla debe ofrecer firmeza y estabilidad, también es importante que el utensilio permita moverse a lo largo y ancho del espacio. La movilidad generará un ambiente más libre y el poder desplazarse por el espacio le permitirá al jugador estar más alerta.

No obstante, es posible que la persona no desee este tipo de “libertad”, por lo que es importante que la silla, más allá de tener ruedas, tenga la posibilidad de quedarse inmóvil y fija en un punto concreto.

El uso de la silla en el contexto de la casa

En cualquier caso, si la silla está destinada a componer pareja con el escritorio, es importante valorar el uso que se le va a dar. Y es que, al ser la mesa con el ordenador, es posible que haga la función de silla de estudio, donde también haya que sentarse con objetivos distintos al de jugar. En este sentido, es fundamental encontrar una silla que sea cómoda según las necesidades de cada uno.

Las personas que la van a utilizar, el material del que está hecha y el uso que le darán deben entrar también en consideración a la hora de hacerse con una silla. Una silla gaming debe poder ajustarse a las necesidades de uso doméstico de cada casa, para así poder cumplir múltiples funciones.